Sorpresa en la Provincia en plena cuarentena: preparaban el regreso a las aulas y Baradel no lo ve posible hasta que haya vacuna

Sociedad
Lectura

Mientras las autoridades bonaerenses avanzan con la "planificación y organización" del regreso de las clases presenciales cuando las condiciones sanitarias lo permitan, el dirigente sindical más cercano al gobierno, Roberto Baradel,

puso una vara alta a esa pretensión: "Hasta que no se encuentre una vacuna contra el coronavirus va a ser complicado" el retorno a las aulas. El secretario general de Suteba (uno de los gremios de docentes estatales más importantes de la provincia) aseguró: "No están dadas las condiciones para la vuelta a clases en Buenos Aires".

La contundencia de la afirmación sorprendió a los responsables del área educativa y también impactó cerca de los despachos de Axel Kicillof.Baradel hizo declaraciones en El Destape Radio este martes temprano. Unas horas antes, la directora general de Escuelas, Agustina Vila, se había reunido –por zoom- con los representantes del Frente de Unidad Gremial (FUDB) para avanzar en varias cuestiones de agenda: la realización de actos públicos no presenciales para la designación de docentes, la integración de unidades de gestión educativa distrital y el horizonte del sistema una vez que se supere la crisis por la pandemia.

“Se repasaron las tareas de planificación y organización para que, cuando la situación sanitaria lo permita, estemos en condiciones de transitar el regreso a las clases presenciales. Se acordó la revisión final de los documentos y protocolos que dieron inicio al trabajo regional y distrital ”, se informó desde el ministerio.

Esa fue la única respuesta oficial al trazo que hizo Baradel sobre la situación de la educación en la Provincia. “Tenemos un canal institucional para debatir estas cuestiones con los gremios. No vamos a discutir por los medios”, explicaron en el Palacio de la calle 13, donde funciona Educación. No obstante, consideran que el condicionamiento del secretario de Suteba parece excesivo. "Poner como requisito para las actividades presenciales la aparición de una vacuna aleja demasiado la reapertura de las escuelas", argumentaron los funcionarios.

La Provincia tiene tres escenarios bien diferenciados por el avance de la pandemia. El AMBA (que incluye 38 municipios, además de la Capital Federal) en una fase estricta de cuarentena, con restricción al transporte público y aislamiento social preventivo. Otros 46 distritos en Fase 4, con mayores permisos para actividades comerciales e industriales y 52 jurisdicciones en “distanciamiento social”. Es decir, con una "nueva normalidad" que tiene limitadas algunas oficinas del sector público (no todas) y cerradas las escuelas y universidades.

Sobre ese universo de ciudades y pueblos del interior –que representa menos del 25% de la población total- trabajan los expertos de Salud y Educación para buscar alternativas que permitan a los alumnos la vuelta a las aulas con estrictos protocolos de higiene sanitaria.

Son las directivas impartidas desde el ministerio de Educación nacional, que permitirán a San Juan, Catamarca y Santiago del Estero, la reanudación de las clases presenciales en las próximas semanas.

Eso está lejos en el territorio bonaerense, según el criterio de Baradel quien no prevé el reencuentro de maestros y estudiantes en un mismo espacio por lo menos este año. "La presencialidad implica una movilización muy grande de chicos y adultos. Sería contradictorio con las medidas que se están tomando y que apuntan a bajar la curva de contagios", dijo el gremialista que se define como kirchnerista.

El otro gremio con representación entre los educadores públicos, la FEB, también tiene una postura similar. "La vuelta a las escuelas deberá ser con las condiciones de infraestructura garantizadas", dijo ayer la presidenta de la entidad, Mirta Petrocini. Hace 15 días había planteado el gobierno que debe aportar "elementos de limpieza y salubridad para evitar riesgos de contagios ”.

En la Ciudad Autónoma también están pensando en cómo será el regreso, aunque los gremios porteños aún no se pronunciaron al respecto. “Sin apurar una decisión, es importante ir preparando el sistema para un eventual regreso paulatino a la presencialidad”, dijeron en el ministerio de Educación de la Ciudad.

Las autoridades iniciaron contactos con especialistas, organizaciones como Unicef, INECO, BID, padres, docentes, gremios y estudiantes. Evalúan dar prioridad a los últimos años de cada nivel (7mo grado en primaria y 5to y 6to año de secundaria). “Analizamos protocolos de ingreso, egreso y recreos escalonados, distanciamiento en aulas y espacios comunes, no utilización del comedor. Será en etapas, de a poco. Se articulará presencialidad con educación virtual”, anticiparon en el gobierno de la Ciudad.

La Plata (Corresponsalía)

PS​