Marcelo Ramos, el argentino titular de Helvetic, la firma suiza que se quedó con la financiera “La Rosadita”, figuró como accionista y director de una sociedad con la que la familia Ceballos de Venezuela desvió fondos al exterior de un proyecto de construcción de viviendas populares.Por Mariel Fitz PatrickSandra Crucianelli

Cargando...