Benidorm se reinventa como destino turístico sesenta años después por la crisis del coronavirus

Valencia
Lectura
La crisis del coronavirus ha obligado a Benidorm a reinventarse como destino turístico sesenta años después de su gran transformación. Así, ante la ausencia de visitantes británicos (su principal mercado hasta la
fecha) y de jubilados españoles del programa del Imserso, la localidad alicantina ha puesto el foco en los llamados nómadas digitales. Benidorm, que tras su transformación urbanística de la década de los sesenta del siglo pasado levantó un emporio turístico conocido en todo el planeta en un pequeño pueblo de pescadores, afronta ahora el reto de convertirse en el destino del creciente número de personas que, debido a la pandemia del coronavirus, han optado por la opción del teletrabajo que brindan las nuevas tecnologías. La nueva estrategia de captación de visitantes puesta en marcha por el Ayuntamiento de Benidorm persigue mitigar lo que la patronal Hosbec ha calificado de «declive sin precedentes». La ocupación de los hoteles de la capital por excelencia del sol y playa español ha caído hasta un ochenta por ciento en un verano, marcado por la pamdemia del coronavirus, en el que cerca de la mitad de los establecimientos del ramo optaron por no abrir sus puertas. La reinvención de Benidorm para por llenar el hueco que han dejado los pensionistas británicos y las familias españolas por profesionales de alta capacidad adquisitiva que opten por estancias de larga duración. La pandemia ha abierto una oportunidad de negocio a la ciudad que, gracias al Plan General de 1963, logró copar de rascacielos su litoral y ofertar una de las mayores plantas hoteleras de España. Ahora, bajo el lema de «Vivir en Benidorm, trabajar desde el paraíso», la ciudad ofrece las bondades de su clima, con trescientos días de sol al año, sus playas, sus comunicaciones y su planta de apartamentos turísticos para intentar «atraer talento y nuevos perfiles de clientes», según explica el alcalde de la localidad, Toni Pérez. Imagen de la playa de Benidorm tomada este verano - JUAN CARLOS SOLER Benidorm ha detectado una creciente demanda en el segmento de los nómadas digitales y ha movido ficha para ofrecer «servicios profesionales, seguridad y una perfecta conectividad para el teletrabajo». El alcalde explica al respecto que la pandemia del coronavirus está «acelerando la implantación de esta fórmula en las empresas y los trabajadores la están normalizando». Con todo, la ciudad alicantina tiene claro que los nómadas digitales que opten por desplazarse a Benidorm para teletrabajar no podrán compensar todo el efecto de la pérdida de turistas vacacionales. Para ello, se continúa trabajando para conseguir corredores seguros ante el Covid-19 que permitan la llegada de turistas británicos sin necesidad de que luego tengan que guardar la cuarentena. Sin embargo, mientras llegan las soluciones a la crisis del coronavirus, Benidorm se ha decantado por volver a reinventarse como destino décadas después de implantar un modelo de éxito, hoy lastrado por los efectos de la pandemia.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/espana/comunidad-valenciana/abci-benidorm-reinventa-como-destino-turistico-sesenta-anos-despues-202009111433_noticia.html

Cargando...