Sangre nueva para el Cabildo Catedral de Sevilla

Sevilla
Lectura
Sangre nueva para una de las instituciones de mayor raigambre de la ciudad y cuya creación se remonta nada menos que a poco después de la Reconquista del Reino de Sevilla. El
arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha presidido este sábado la toma de posesión de los 13 nuevos canónigos del Cabildo Catedral nombrados por él mismo el pasado mes de junio, por lo que ya ascienden a 29 de los 35 miembros establecidos por los estatutos de la institución. En una ceremonia celebrada a caballo entre el Altar del Jubileo -presidido por la imagen de Nuestra Señora de la Granada- y el coro de la Catedral -donde los nuevos canónigos tomaron posesión de los sitiales que les corresponden-, el arzobispo de Sevilla ha animado a los calonges a «potenciar la dimensión pastoral, evangelizadora de los bienes culturales» de la Catedral de Sevilla, «la tercera catedral más grande de toda la cristiandad y una de las diez catedrales más hermosas de todo el orbe cristiano». A este respecto, Asenjo recordó la «función de carácter cuasi material» que tiene encomendada el Cabildo, como es la de «cuidar del edificio, del inmueble» de la seo hispalense, a la vez que felicitó a los canónigos de Sevilla que han velado siempre con mimo de su «riquísimo patrimonio mueble», convertido en un Evangelio Pauperum, es decir, en una catequesis plástica al servicio de la ilustración de numerosas generaciones de cristianos. Relató que a la Catedral de Sevilla han llegado legiones y legiones de personas, cristianos, no cristianos, para contemplar tantas maravillas culturales. «Dios quiera que pronto podamos encontrarlos de nuevo entre nosotros. Tal vez cabría ver la forma de incrementar esta dimensión evangelizadora, en las audioguías, en los paneles retroiluminados, en los folletos de mano, con discreción, con educación, sin proselitismos, con elegancia, mostrar en esos instrumentos a Jesucristo, como único Salvador y Redentor, como única esperanza para el hombre, soplando así en los rescoldos de tantas personas que en los últimos decenios han abandonado la práctica religiosa». Asenjo exhortó a los nuevos canónigos a cumplir ejemplarmente el ministerio que la Iglesia pone en sus manos y les recordó la célebre frase de Pablo VI en su último consistorio para la creación de cardenales. «No hay ministerio en la Iglesia que no consista en servir. Es un honor ser canónigo, pero sobre todo un servicio». El arzobispo subrayó también que la Catedral es «manantial de la vida sacramental de nuestra Iglesia diocesana» y, a este respecto, destacó la importancia del sacramento del perdón, por lo que instó a los nuevos canónigos a «que en esta catedral siempre haya uno, dos o tres sacerdotes disponibles en los confesionarios para brindar ese servicio a nuestros fieles». La lista de sacerdotes que han estrenado su nuevo hábito coral en este sábado la componen Antonio Bueno, Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, Marcelino Manzano, Rafael Muñoz, Borja Núñez, (que servirá en el oficio de Canónigo Penitenciario); Manuel Palma Ramírez, Álvaro Pereira Delgado, (que ejercerá el oficio de Canónigo Lectoral); Adrián Ríos, Antonio Rodríguez Babío (que prestará servicio en el oficio de Capellán Real), Isacio Siguero, Ramón Valdivia, Miguel Vázquez Lombo y Antonio Vergara. Además de estos nombramientos, el arzobispo ha designado también a Manuel Cotrino como canónigo Chantre, a quien le corresponderá cantar las kalendas de la Inmaculada Concepción, Natividad del Señor, san Fernando, Corpus Christi, entre otras y, a Manuel Soria Campos como Capellán Mayor de San Fernando. Ambos continuarán con sus oficios de Capellanes Reales. Al mismo tiempo ha nombrado a Carlos Navascués, de los Sagrados Corazones, como canónigo de Honor. La situación de alarma sanitaria por la pandemia del coronavirus ha impedido que se cumpliera con la costumbre de que los nuevos canónigos arrojaran al suelo del coro unas monedas como símbolo de «pacífica» posesión. Con la incorporación de estos trece nuevos canónigos, nombrados por el arzobispo Asenjo entre sus más estrechos colaboradores durante su pontificado, el Cabildo Catedral -otrora senado del obispo- rejuvenece su media de edad. Es la segunda ocasión en que el arzobispo Asenjo nombra nuevos canónigos. La anterior se remonta al año 2013.

FUENTE DIARIO ABC:

https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-sangre-nueva-para-cabildo-catedral-sevilla-202009121436_noticia.html

Cargando...