Más de 8.000 hectáreas quemadas en Orense y 12 incendios activos en una nueva jornada complicada

Galicia
Lectura
Continúan en la mañana de este martes 12 incendios activos en la provincia de Orense. Uno de ellos, el de Vilariño de Conso, que ya se lleva por delante 2.000 hectáreas, ya
no supone un riesgo para las casas, después de que el mismo se activase a última hora del lunes.
 
Las llamas afectan a la parroquia de Sabuguido y la situación 2 por el riesgo a las casas se mantenía por «precaución», señala Medio Rural en una nota de prensa. No es el único fuego que calcina ya 2.000 hectáreas en Ourense: se mantiene en esa cifra el incendio de Lobios, parroquia de Río Caldo. También están activos los siguientes incendios: uno registrado en Cualedro (parroquia de Montes), con 1.300 hectáreas; otro en Chandrexa de Queixa (parroquia de Queixa), con 500; un fuego en Rairiz de Veiga (parroquia de Sabariz), que ha quemado 300 hectáreas; a su vez, arde un incendio en Manzaneda (parroquia de Cernado), con 200 hectáreas y otro en el mismo concello, parroquia de Paradela, con 120.
 
El único incendio que desde la actualización de la tarde del lunes aumenta su dimensión es de A Mezquita, parroquia de Cádavos, que comenzó este lunes y pasa de las 100 hectáreas a las 400 hectáreas. Sigue activo un fuego en Laza, parroquia de Camba, quemando 60 hectáreas y se incorporan este martes otros dos incendios: uno en el concello de Montederramo, parroquia de Gabín, que de momento calcina 30 hectáreas, y un segundo fuego en Cualedro, en la misma parroquia afectada por el primero, la de Montes, que en la mañana del martes calcinaba 80 hectáreas. Desde la última hora de la tarde del lunes está estabilizado el fuego de Vilar de Barrio, que ha quemado 700 hectáreas en Rebordechau.
 
También están estabilizadas las llamas en A Gudiña (parroquia de Pentes), con 150 hectáreas, y el de Muíños, parroquia de Requiás, con 9 hectáreas (afecta al Parque Natural do Xurés). Controlados se encuentran los fuegos de Maceda (parroquia de Castro de Escuadro) y sus 130 hectáreas y el de Ribas de Sil, que ha quemado 60 hectáreas en la parroquia de Peites. Este es el único incendio de la lista que no se ha producido en Ourense, sino en Lugo. Este martes a la mañana se conoció el control de un incendio del que no se había informado hasta la fecha: en Pobra de Trives, parroquia de Pena Petada, han ardido hasta el momento 50 hectáreas.
 
En total, desde que ha comenzado esta nueva ola incendiaria han ardido alrededor de 8.000 hectáreas en la provincia de Ourense. Las lluvias anunciadas para la tarde del lunes no llegaron, lo que no facilitó las labores de extinción, donde trabajan centenares de medio terrestres y aéreos y donde también colabora la UME. El conselleiro do Medio Rural, José González, acudió este lunes por la noche a la zona de Vilariño de Conso para supervisar las labores. Desde allí, aseguró que los medios desplazados «serán suficientes para afrontar esta situación» de afectación a las casas, que ya se había declarado en Cualedro y en Rairiz de Veiga el domingo.
 
Con respecto a todas las localidades que estuvieron en alerta, el conselleiro aseguró que los servicios de extinción y el resto de medios tuvieron un «comportamiento extraordinario» en las labores: «Tenemos que preservar nuestros montes, pero cuando hay posible afectación de las personas, ese es el objetivo fundamental que tenemos que defender», recoge Ep. Algunos vecinos realizaron reproches al conselleiro, que vivió algunos momentos de tensión.

FUENTE DIARIO ABC:

Cargando...