Sanidad confía en que el uso de mascarillas rebaje la intensidad de la gripe otoñal

Castilla y León
Lectura
«Entre todos debemos evitar el colapso de la Atención Primaria. Parte de la tensión de la pandemia del coronavirus reposa sobre ella. Nos preocupa y por eso ponemos en marcha actuaciones para
dar respuesta a la gripe propia del otoño, que tendrá menos intensidad que otros años gracias al uso de la mascarilla porque evita su transmisión». La consejera de Sanidad, Verónica Casado, respondió de esta manera a las dudas que surgen con el trabajo telemático de los sanitarios, saturados con las llamadas telefónicas. «Hay casos de gente que antes acudía al centro de salud una vez al mes y ahora llama todas las semanas». Casado reconoció ayer que existen fallos en la solicitud telefónica de citas y por ese motivo la Junta ha decidido contratar a 78 auxiliares administrativos que se encargarán de «agilizar» la atención y «organizar la demanda». La consejera también pidió a la población que no concentre todas las llamadas en la misma franja horaria para evitar la congestión de las líneas. Por este motivo, pondrán en marcha un buzón de voz para que registre la llamada, avise al sanitario y que éste se ponga en contacto con el interesado a lo largo de la mañana. De esta manera, quien realice la llamada no tendrá que estar a la espera en el teléfono. Casado defendió la estrategia de Sanidad durante la pandemia y puntualizó que la atención telefónica «no es menor» y resuelve «muchas dudas». «Si el sanitario no es capaz de ayudar al interesado se le cita para hacerlo de manera presencial». La consejera explicó que «cuando tú aumentas la accesibilidad aumentas la demanda» y por eso los profesionales atienden por teléfono a 60 o 70 personas de media al día: «No es cierto decir que no se está atendiendo a la población». «Me gustaría que fuera presencial y por eso estamos trabajando para ver cuáles son las mejores medidas», apuntó. «No hay una varita mágica» La situación de Valladolid y Salamanca, que han visto prorrogadas sus medidas restrictivas siete días más, salió de nuevo a la palestra. «Hubo una discreta mejoría pero al analizar los datos de la semana se decidió mantener lo acordado», aseguró ayer Casado, que no dudo en explicar qué ocurrió con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien criticó a la Junta de haberse enterado de la prórroga gracias a Internet. «A las 10.00 horas llamé a los dos alcaldes, pero no pude contactar con ninguno. Esperé la devolución de la llamada. De uno la recibí pero del otro no. A las 10.30 horas enviamos la nota de prensa», aclaró sin tapujos la consejera. «Aunque está bajando la velocidad del crecimiento no podemos levantar las medidas que están en marcha». La consejera envío un mensaje de paciencia a los ciudadanos y empresarios de ambas ciudades y mencionó que con una «buena actitud» de las personas se podrá tumbar la curva y valorar de nuevo su situación epidemiológica. Sobre Valladolid y Salamanca también se pronunció el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea. «No tenemos una varita mágica para evitar la propagación del virus que no sea meter de nuevo a todos en casa», afirmó. Recordó que «no se puede cenar con quien no se queda habitualmente, evitar aglomeraciones y estar mucho tiempo en un sitio cerrado». Igea también quiso aclarar que las medidas acordadas, como por el ejemplo la prohibición del consumo en barra, «no son para molestar a alguien, sino para evitar el contacto social». «¿Se podría decretar el estado de alarma?», se preguntó en la rueda de prensa posterior el Consejo de Gobierno. Igea se mostró claro: «La curva actual no parece que nos vaya a obligar a ello en un futuro a corto plazo, pero es algo que no podemos descartar». Casado notificó ayer 601 casos de coronavirus, 251 más que el día anterior, con nueve positivos en las últimas 24 horas y seis fallecidos en los hospitales de Burgos (dos), Ávila, Palencia, Soria y Zamora, hasta los 2.161. Las comunicaciones positivas por PCR acumuladas desde que comenzó la pandemia ascienden a 33.945, si bien el total de contagios alcanza los 40.413, también por otras pruebas. De los 601 casos acumulados, 150 corresponden a León, 148 a Burgos, 107 a Valladolid, 70 a Zamora, 43 a Segovia, 35 a Ávila, 32 a Salamanca, 12 a Soria y cuatro a Palencia. La consejera recalcó que el aumento masivo de casos se debe a que ahora «triplican» las pruebas que se hacían al principio de la pandemia. Su estrategia, la de rastreo y búsqueda, ayuda a la detección de positivos. «Esto se hace igual en otras comunidades». Igea explicó que de esta forma «es más fácil encontrar casos y tomar medidas». Aun así, Casado lanzó su particular petición personal: «Cuídense, por favor».

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-sanidad-confia-mascarillas-rebaje-intensidad-gripe-otonal-202009111134_noticia.html

Cargando...