Las enfermedades atacan las viñas en una vendimia de «excepcional calidad»

Castilla y León
Lectura
Las viñas de Castilla y León se han sumado a la tónica de 2020, la de luchar contra una enfermedad. Las altas precipitaciones del año han favorecido la aparición de mildiu y
oídio, el ‘virus’ de las cepas. Lo que en primavera se presentaba como una «cosecha histórica», ahora en septiembre se califica como una «vendimia normal». Eso sí, cada una de las trece denominaciones tiene su versión. Pese al daño y la posible merma en la producción, todas coinciden:«Hay mucha calidad». «La primera muestra prometía más uva de la que posiblemente haya», lamenta a ABC el presidente de la DO Ribera de Duero, Enrique Pascual, quien espera empezar la vendimia en su zona sobre el 20 de septiembre. «La cosecha tiene buena pinta. La uva parece muy maja, pero es verdad que hemos tenido enfermedades». Aunque Ribera «suele ser siempre un lugar sano», Pascual confiesa que «sí habrá algo de merma». Una opinión que también comparte la segunda DO más grande de la Comunidad. Desde Rueda, donde las bodegas ya funcionan a pleno rendimiento para introducir la nueva uva en sus instalaciones, Santiago Mora explica que «los viticultores, que tienen mucha experiencia, han hecho un trabajo muy importante e intenso contra el oídio, una enfermedad endémica que se complica en años húmedos como ha sido este». Pese a ser «muy difícil de calcular», Mora lo tiene claro: «La calidad de la uva es muy muy buena. Habrá menos, pero esperemos que no mucho». En Toro también se han dado las condiciones perfectas para el desarrollo de estas «enfermedades fúngicas»: campaña húmeda unida al calor del verano. «Se han advertido focos que han necesitado una mayor atención y tratamientos, pero esperemos que no suponga mucho daño. A pesar de todo, la uva tiene una calidad excepcional», señala Rubén Gil. Como en Valtiendas, donde la presidenta de la DO, Lorena Fernández, sostiene que se reducirá la producción «pero muy poco». «Trabajamos en una gran altitud y las viñas se han podido ventilar», detalla. La DO Sierra de Salamanca, por su parte, no solo se verá dañada por las enfermedades, sino que también debe sumar las pérdidas ocasionadas por los jabalíes, que se han comido parte de las viñas que no están valladas, indica Miguel Undina. Un problema que conocen muy de cerca en la DO Vinos de Cebreros. «La mayoría de nuestras viñas están en la montaña y animales como pájaros, corzos o conejos han hecho mucho daño», apunta su directora técnica, Marta Burgos. Los más optimistas De otra manera se espera la vendimia en la DO Cigales, donde esta semana empezarán a recoger todos sus viticultores. «Hemos tratado las viñas más de la cuenta, se han evitado enfermedades, no habrá merma y esperamos llegar a los 8 millones de kilos», asegura su gerente, Raúl Escudero. «Se esperaba un cosechón y al final será una cosecha normal». Más optimistas se encuentran los viticultores de El Bierzo. La presidenta de su DO, Misericordia Bello, califica la cosecha como «fantástica». «Ha sido un verano seco, caluroso y encima vinieron en el momento idóneo lluvias para hidratar y mejorar la uva. Antes de las precipitaciones se preveían 13 o 14 millones de kilos y ahora algo más», señala. En Pereña de la Ribera (Salamanca), epicentro de la DO Arribes, esperan llegar al millón de kilos. Tierra del vino de Zamora, que ya ha arrancado también su campaña, tiene una superficie de 625 hectáreas y un pronóstico de 700.000 kilos. En la DO Arlanza, situada en Lerma (Burgos), suelen comenzar en octubre y esperan recoger un millón de kilos. En la DO León aspiran a los 4 millones. «La cosecha no será como la de 2018, la mejor del siglo, pero será muy buena», afirma el presidente de la DO Valles de Benavente, Julio Otero.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-enfermedades-atacan-vinas-vendimia-excepcional-calidad-202009132216_noticia.html

Cargando...