Un fallo recordó que hay que actualizar la cantidad de diputados pero nadie ve cambios para la próxima elección

Politica
Lectura

"No está en la agenda: no se discute en ninguna mesa". La respuesta parte de todas las terminales políticas de Diputados, de los socios de Juntos por el Cambio (JxC) a

los espacios del Frente de Todos (FdT).

La postura uniforme es ante un tema que reaparece en la galaxia legislativa: el mandato constitucional que obliga a actualizar, cada diez años, la representatividad de los diputados de acuerdo a la distribución de la población.

Fue, en más de una ocasión, motivo de debate en la Cámara Baja pero nunca avanzó. Llegó, incluso, a la Justicia y en julio de 2018 la Cámara Nacional Electoral (CNE) falló que la actualización no es optativa sino que debe hacerse.

El último jueves, el tribunal volvió a mencionar el tema frente a un pedido de ejecución de sentencia realizado por el legislador cordobés Aurelio García Elorrio, el demandante original.

La resolución de la CNE de la última semana no aporta nada nuevo: hace lugar al reclamo de García Elorrio para que se ejecute lo que la cámara dijo en su fallo al advertir que la actualización debería realizarse si o si.

La manda judicial ingresó el viernes a la Cámara y deberá seguir un trámite administrativo. Hay aparece un intríngulis político y jurídico: si bien hay acuerdo general en que no es oportuno retocar el Congreso, institucionalmente no se puede rechazar un fallo de la Justicia.

Clarín consultó a los espacios mayoritarios y en todos la posición es la misma: más allá de la disposición, no está en la agenda del congreso y hay, además, coincidencia general en que no parece -pandemia y crisis mediante- un debate oportuno.

En el entorno de Sergio Massa, en el PRO que comanda Cristian Ritondo, en el kirchnerismo que capitanea Máximo Kirchner y en la UCR que tiene como enlace a Mario Negri, el planteo es el mismo.

Fue, de hecho, un enfoque que analizó el tribunal pero entendió que dado el fallo y el planteo del demandante, correspondía advertir sobre el cumplimiento.

"El tribunal lo recuerda pero no hubo ningún impulso político al tema", confió a Clarin un dirigente opositor. Desde el Frente de Todos, el abordaje fue el mismo: entienden que la CNE cumplió en advertir sobre el tema pero que eso no implica, a priori, que se tenga que avanzar.

A fines de 2018, el tema se discutió y estuvo a punto de tratarse pero distintas resistencias hicieron que naufrague.

La CNE, en su caso, advirtió que la actualización es una manda constitucional pero no dispuso cómo se debe hacer la misma. Ahí, en base a los antecedentes, aparecen, a grandes rasgos, dos visiones.

Una, implica aumentar la cantidad de diputados para compensar la sub representación que tienen Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, entre otras provincias. Según la cuenta que se haga, eso implicaría incorporar entre 30 y 60 diputados, la mayoría en las provincias más pobladas.

La otra sugiere respetar el número actual y volver a repartir en función de representación poblacional. Eso implicaría eliminar el mínimo de 5 diputados por provincia que fijó durante la transición el gobierno militar.

Como el articulo 45 de la Constitución ordena la actualización según el último censo -nunca se actualizó desde los números de 1980- y eso implicaría que algunos distritos, como la provincia de Buenos Aires -que tiene casi 40% de la la población del país- incorpore unos 30 diputados, y territorios como la Capital, que mantiene casi la misma población, debería resignar bancas.

Es decir: hay provincias sub representadas y otras sobre representadas.

PDL