Sigue la controversia por el posible traspaso de la República de los Niños a la Provincia

Politica
Lectura

Los chicos hace tiempo que ya no son “los únicos privilegiados” y los grandes andan a los tirones por cierta simbología triturada en años de gobiernos. En esa charca política, la

Provincia y el municipio de La Plata disputan la propiedad de la República de los Niños, la ciudad en escala infantil de casi 60 hectáreas ubicada en Gonnet.

La tenencia es de la comuna local. El Frente de Todos quiere el traspaso para el estado provincial. Tiene el apoyo del gobierno de Axel Kicillof. Ya hay un proyecto con estado parlamentario en la Legislatura. Se trataría en el Senado antes de fin de mes. El objeto: hacer “inclusivo” ese patrimonio histórico. Para ello, además de la creación de un ente tripartito con Nación e incluso con el Municipio, se dispondrá un cambio de nombre. En este caso, “República de las Infancias”.

Discurren si el cambio semántico asegura la inclusión. En apariencia, una polémica que profundiza mientras transcurren otras cuestiones menos mundanas, como la proyección de más del 50% de pobreza de este año, justamente en esa franja etaria. Asignación pendiente, dicen los críticos, que no saldan los cambios de nombre, ni las jurisdicciones.

Ese oprobioso registro no impide el inminente tratamiento parlamentario. El proyecto es tratado en Comisión. La iniciativa pertenece a Gustavo Traverso (FdT). Propone que la ciudad infante, creada en 1951 e inaugurada por Juan Perón, con la idea de un parque cívico donde funcionan todas las instituciones republicanas, resulte enajenada para los requerimientos de estos tiempos. No abunda en cuáles serían.

El Ejército y la Municipalidad acondicionaron la República de los niños para atención por el COVID. Foto M. Nievas

El Ejército y la Municipalidad acondicionaron la República de los niños para atención por el COVID. Foto M. Nievas

Según argumentó el senador peronista, el predio fue construido con recursos provinciales y fue cedido durante la última dictadura militar a la Municipalidad de La Plata. La referencia es al decreto N° 1294 de 1979. En aquel entonces, el intendente Alberto Tettamanti adjudicó su explotación a la empresa Zanón Hermanos, concesionaria del parque de diversiones Italpark. Luego, con el inicio del período democrático, la propiedad quedó nuevamente bajo administración municipal. Son 53 hectáreas que, antes de la pandemia, recibía 5.000 personas por cada fin de semana. Pero, además, se había transformado en sede de actividades oficiales del intendente Julio Garro (Juntos por el Cambio). Tiene concesionada los servicios de gastronomía. No había feria, fiesta comunal, congreso u otros acontecimientos que no pasaran por la República.

De hecho, hasta el hospital de campaña para tratamiento del COVID funciona allí. Es una ventana de gestión consistente de Cambiemos.

Está en el fondo de la pelea. El oficialismo diagrama la estrategia de remplazo de Garro. En alguna de las especulaciones, hasta el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque, ingresa en la grilla de probables candidatos. Hace un año cambio su domicilio a Villa Elisa, en La Plata. Las campañas se hacen con recursos. También con los símbolos, recuerdan. Como sea, el ministro eligió para la mudanza una localidad apacible. ¿Búsqueda de paisaje bucólico o cercanía del poder platense?. Prematuro para una respuesta de Larroque.

Mejor, un repaso edilicio de la República. Representa 35 mini-edificios construidos para las proporciones de un niño de 10 años. Cada uno de ellos fue realizado incorporando estilos inspirados en famosos edificios de todo el mundo. Unos imitan las cúpulas bizantinas, otros tienen fachadas con vigas a la vista, como las casas alemanas, o techos a dos aguas como los chalets suizos, por citar algunos ejemplos.

Los más apegados a la nostalgia consideran casi un destrato a la memoria del propio Perón, y de Eva Duarte, insinuar que hace falta un cambio semántico para volver inclusivo el legado original de la obra del matrimonio. “Hay diversidad. No necesita llamarse de otra manera”, insisten.

Como sea, la controversia tiene metros de declaraciones. El secretario de Gobierno de la Municipalidad, Marcelo Leguizamón, explica que “tras años de abandono, la gestión de Garro puso en valor y recuperó la República de los Niños, para que vuelva a ser un faro educativo y cultural de nuestro país”. “La iniciativa es una falta de respeto y un atropello a todos los platenses”, insistió. Y denunció que el gobierno provincial “tiene en pésimas condiciones” todos los emblemas de la ciudad que actualmente administra, como el Teatro del Lago, el Teatro Argentino y el Estadio Único.

Diputados y senadores de JpC acompañan el rechazo. ¿Cómo un terreno que representa un tercio de la toma de tierras ilegales en Los Hornos puede asumir tanto volumen político e institucional? Ni el Congreso Nacional quedó fuera de esos concursos dialécticos. La diputada Mercedes Joury (JxC) presentó un proyecto de resolución para advertir sobre esa eventual transferencia, que directamente llama “expropiación”.

A falta de más ingredientes, se acaba de incorporar otro elemento controversial: la comuna habilitó un Autocine en la República. El ensayo, informan, fue exitoso. Responde a autonomía de acción que evidencian varios intendentes del AMBA con este ítem sanitario. Entre ellos Ezeiza, Escobar y San Isidro. En el momento de contagios de coronavirus en valores muy altos. La experiencia, de acuerdo con dichos del Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, "no fue consultada ni está permitida".

Pasaron casi 70 años de la construcción de la ciudad miniatura, en la propiedad expropiada al campo de golf "Swift Golf Club". La idea tenía el sello del gobernador Domingo Mercante, para “formar a los futuros ciudadanos, construyendo una democracia a escala, para que los niños pudieran aprender y formarse, en el funcionamiento de las instituciones democráticas y republicanas, participando de ella”.

Los grandes se encargan del resto.

PDL