Ofelia Fernández: "Insultan para que me debilite pero, por sobre todo, para que nadie más se anime"

Politica
Lectura
Para Fernández el cupo trans es un primer paso hacia una reparación.
Para Fernndez el cupo trans
es un primer paso hacia una reparacin.

Ofelia Fernández, legisladora porteña por el Frente de Todos, analizó el origen de ciertas expresiones juveniles que se presentan como "rebeldes" pero que desde su punto de vista son "conservadoras" y dijo que la virulencia contra su persona apunta a debilitarla pero que, de manera adicional, busca disuadir a otros de participar en política.

Aunque sabe que su caso interpela a seguidores y detractores, Fernández prefirió apartarse del rótulo que la señala como "la representante de la juventud" ya que, según estima, ese es un grupo heterogéneo que ha sabido ganar "cierta hegemonía" en algunos temas pero en el que también coexisten voces que, para mostrarse contestatarias, levantan banderas "antipolíticas".

"La juventud no tiene una expresión unificada, lógicamente. La juventud consiguió cierta hegemonía en relación a ciertas agendas, muy progresivas, como la feminista, la ambiental, la educativa. Pero algunos consideran que la corrección política es esa, la de la lucha feminista, la ambiental y creen que a rebeldía es defender valores conservadores", reflexionó.

En diálogo con Télam, la diputada agregó que esos grupos entienden que "lo peleador es hacer lo contrario" y sostuvo que por ese motivo hoy "revelarse es para algunos es revelarse contra sus compañeras, que han comenzado a militar en el feminismo", lo que implica "un peligro grande".


-Télam: Relacionado con la cuestión del compromiso político, el cantante de cumbia conocido como "El Dipy" tuvo expresiones en las que decía que en la política "son todos corruptos" ¿Hay relación entre esas posiciones "conservadoras" de algunos jóvenes y esto?

-Ofelia Fernández: No me gusta, en general, darle importancia a las provocaciones de ese sector o de ese tipo de personajes, dado que responden al sector con que más me violenta. Sacando al Dipy de esto, porque no me ha hecho nada, analizando en abstracto la expresión, esto responde a una fibra social que existe y es la de descreer de la herramienta política, de la política en sí. A mi me duele porque yo creo que en la política hay una herramienta crucial, que es desde la que se pueden llevar adelante las transformaciones que tienen impacto en la vida de la gante. Por eso, desde la política tenemos que tener relaciones más sólidas con las bases, con los procesos y eso es a lo que apunto desde mi lugar.


T: Respecto de un tema que está presente en esa agenda juvenil y en tu agenda parlamentaria, hace unos días se publicó el decreto del cupo laboral trans en el Estado Nacional ¿Es un logro o un primer paso?

OF: Lo veo como primer paso para una reparación. La población travesti y trans tienen condiciones de vida muy inferiores respecto del resto de la población, tanto en lo que se refiere a la esperanza de vida como al acceso a la educación y a la salud, entre otros ejemplos. La reparación tiene que ser más ardua y permanente, pero esto permite priorizar la discusión y que vayan surgiendo las propuestas. En la Ciudad presentamos diversas iniciativas vinculadas a esta problemática, buscando declarar la emergencia habitacional. También un proyecto de cupo laboral que hemos presentado y que tiene que discutirse en comisión. Hemos convocado a organizaciones para mover el proyecto y así iniciar un camino hacia la reparación, para poder enfrentar la violencia y exclusión que sufren los compañeres.

T: Ese tipo de medidas suelen recibir objeciones respecto de los cupos ¿Son positivos, negativos o necesarios?

OF: Desconocer la utilidad de los cupos es negar las condiciones estructurales que van a seguir excluyendo. Contra las políticas de cupos siempre se esconde una visión meritócrata en la que las personas tienen que llegar por su cuenta, cuando en realidad el sistema no ofrece oportunidades. Yo estoy en la línea que cuestiona los cupos como única alternativa para resolver esos problemas, pero reconociendo el valor que tienen. La ley de cupo ayudó a que aparecieran otras dirigencias.

T: Pero también desde esos grupos se ponen como ejemplos los de mujeres que "llegaron" y se señala a Cristina Fernández, a gobernadoras, diputadas.

OF: El tiempo que tardó en aparecer una presidenta mujer tiene que darles una pista de las dificultades que trae. Hasta la propia Cristina, que tenía una posición de decir 'no creo que haya desigualdad si yo estoy acá', tuvo que reconocer que era una excepción a la regla. En retrospectiva, lo que tuvo que bancarse fue muy superior a lo de sus pares varones. Incluso las que llegan tienen que pagar el precio de niveles de violencia abrumadores e injustos.

Fernández habla de la violencia por su vivencia personal en la que registra -de manera cotidiana- amenazas e insultos a través de las redes sociales, pero también conoce de ataques durante sus participaciones en diversos foros, el último conocido fue públicamente en una charla con alumnos de la Universidad Di Tella.

"Hoy es muy fuerte lo que pasa, lo que me dicen. Yo puedo hablar de cualquier tema, la respuesta es la misma. Es permanente, ante cualquier cosa. Desde lo ideológico sé que si ellos renuncian a su obsesión conmigo, yo voy a haber estado renunciando a mis convicciones. Si alguien me va a putear que sean estos, eso reafirma mi camino ideológico. Lo hacen para que yo me debilite pero, sobre todo, para que nadie más se anime. Tienen miedo porque tenemos un potencial transformador", concluyó.

Cargando...