Mauricio Macri pasará una cuarentena "libre" en Francia antes de la reunión en la FIFA

Politica
Lectura

Como hizo durante años en los veranos europeos, el ex presidente Mauricio Macri llegó este viernes a París para descansar y seguir viaje en 14 días a Zurich, donde cumplirá su agenda

en la Fundación FIFA. Junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia, Macri aterrizó muy temprano en el vuelo de Air France 229 que los trajo desde Buenos Aires.

Macri cumplirá su cuarentena “libre” en Francia, en plena pandemia y cuando se teme una segunda ola en Europa. Francia está desconfinada, aunque los casos aumentaron un 54 por ciento en el país en una semana.

Macri no tuvo que hacer hisopado en su llegada al aeropuerto Charles de Gaulle. Se lo había hecho junto a su familia en Buenos Aires, antes de partir, como parte del procedimiento para que autorizaran su viaje.

Argentina no pertenece a los 16 países “de riesgo” que están registrados en Francia para cumplir con ese trámite a su llegada. Está exceptuada como Uruguay, pero con la diferencia de que los uruguayos pueden viajar libremente por otros países de Europa, porque en su país hay muy pocos casos.

Los Macri podrán visitar la ciudad y comer en sus restaurantes, aunque muchos de sus lugares favoritos permanecen cerrados, y también visitar a sus amigos. Si hace shopping o entra a un espacio cerrado deberá ingresar con máscara, tal como hizo cuando llegó al país. Suiza, en cambio, exige a los que visitan su país llegando desde Buenos Aires 14 días de cuarentena europea antes de pisar su territorio.

“Me quedó acá porque en Suiza exigen cuarentena. Así la cumplo acá, pero en libertad”, le dijo el ex presidente Macri a Clarín a través de whatsapp, a su llegada a París.

Aunque Macri prefiere llegar solo a los aeropuertos, la vicecónsul argentina fue a recibirlos oficialmente y los trasladó a su hotel en París. Descansarán apenas 48 horas en la capital francesa antes de irse al campo el domingo, donde se reencontrarán con Valentina, la hija de Juliana Awada.

Con 40 grados en la ciudad, los Macri descansaron y disfrutaron de las comodidades , los servicios y el aire acondicionado del exclusivo palacio del siglo XIX, el hotel La Reserve, donde están alojados.

Con escaso equipaje y su computadora , Macri llegó a París en “plan de desconexión”, antes de viajar a Zurich para ejercer sus funciones como presidente de la Fundación FIFA.

Tiene planificado su regreso a la Argentina el 8 de septiembre. Todos los años, antes de ser presidente, Macri viajaba a Europa en esta época porque Valentina, la hija de Juliana, visita a su padre belga. Ellos descansan en alguna playa italiana o de la Costa Azul o navegan en barco con sus amigos por el Mar Mediterráneo.

Para llegar a Francia , Macri debió presentar una razón para su viaje, porque desde Argentina los ingresos están limitados a Francia. El presentó su necesidad de viajar a Suiza, una autorización de las autoridades francesas y los hisopados, que muestran que no tienen COVID 19, que habían hecho en Buenos Aires.

Macri aceptó la propuesta para presidir la Fundación FIFA de su amigo, el actual jefe de la FiFA, el suizo Gianni Infantino. Esta será su segunda visita a Zurich desde que asumió el cargo.

“Mauricio es el perfecto elegido para liderar este proyecto, que busca aprovechar el futbol para beneficiar a la sociedad”, dijo Infantino al nominarlo como presidente ejecutivo de la Fundación.

Macri respondió honrado con la designación. ”Como yo probé durante mi presidencia del G20, la educación es un instrumento que puede nivelar el campo de juego en término de oportunidades y puede, mano a mano con el fútbol, ayudar a construir puentes y contribuir al progreso global”, dijo el ex presidente en su respuesta en Zurich en enero.

Este viernes, un procurador especial suizo inició “procedimientos criminales” contra Infantino, en un nuevo escándalo en la dañada reputación de la institución del fútbol internacional.

Los procedimientos se basan en “encuentros secretos” que Infantino tuvo con el desacreditado procurador general suizo, Michael Lauber, que ofreció su renuncia la semana pasada.

La llegada de Infantino a la FIFA fue con la promesa de poner fin a años de escándalos de corrupción, luego que sucediera a Sepp Blatter en el 2016, en medio del peor affaire de su historia. Esta procedimiento contra Infantino es una enorme incomodidad para este abogado suizo-italiano, multilingüe.

Infantino se encontró con Lauber dos veces en el 2016, podo después de su elección y nuevamente en el 2017. Justo cuando el procurador general suizo controlaba una enorme investigación sobre corrupción en la FIFA y los oficiales del fútbol en el mundo entero.

El procurador especial suizo, Stefan Keller concluyó que “hay indicaciones de una conducta criminal” en relación a estos encuentros.

Lauber ofreció su renuncia la semana pasada, cuando una corte federal alegó que el había mentido sobre el encuentro con Infantino. Infantino y Lauber informaron a la justicia que ellos no recordaban que habían dicho en esas discusiones.Pero la justicia suiza sospecha que Infantino estaba intentando influir en la prueba de corrupción de la Fifa.Infantino insistió que el estaba intentando ayudar en la investigación.

“Como presidente de la FIFA, fue mi objetivo desde el primer día y continua siéndolo asistir a las autoridades con investigar los pasados hechos en FiFA. Oficiales de la FIFA se han entrevistado con procuradores en otras jurisdicciones alrededor del mundo con exactamente el mismo propósito” dijo Gianni Infantino ayer a la prensa.

Keller abrió procedimientos criminales contra Infantino y ha pedido autorización para iniciar una causa legal contra Lauber.Pero necesita permiso del parlamento suizo.Cree que podría haber delitos de” abuso de confianza en el cargo, ruptura del secreto oficial, ayuda a delincuentes, e incitación a estos actos”.

Corresponsal en París.