En vivo: Diputados dio media sanción al cambio en la Ley de Quiebras y debate la moratoria

Politica
Lectura

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad este viernes la reforma a la Ley de Quiebras, que suspende los plazos procesales vigentes y las ejecuciones hasta marzo de 2021. La sesión

ahora continúa con la discusión de la nueva ley de moratoria.

Tras un acuerdo entre los bloques, el proyecto se trató y aprobó sobre tablas con 250 votos a favor y dos abstenciones, de los legisladores de la Izquierda.

“Hay 650 mil empresas activas en el país. Unas 100 mil empresas, se estima, están complicadas y pueden llegar a acceder a los procesos cuando se abran los tribunales. Esas 100 mil empresas tienen alrededor de 3 millones de trabajadores, el 70% está en el AMBA y el 30% en el interior”, planteó la diputada lavagnista Graciela Camaño y agregó: “Esta suspensión es un alivio, no una solución. Es cerrar la tranquera para que las empresas no se vayan al diablo”.

La iniciativa declara la emergencia hasta el 31 de marzo de 2021. Por ese plazo, suspende los cómputos de plazos procesales y fija que el juez deberá fijar un nuevo cronograma. Para los nuevos juicios, fija 180 días de plazo, con posibilidad de que el juez lo extienda, por única vez, por 60 días más.

También suspende las ejecuciones “de cualquier tipo de garantías de obligaciones financieras”, las subastas “judiciales y extrajudiciales, incluidas las hipotecarias y prendarias de cualquier origen” y el curso de la prescripción y de caducidad de los créditos, como así también la ejecución de estos créditos a los garantes, fiadores, avalistas, codeudores y demás obligados”.

Además, prohíbe nuevos embargos sobre cuentas bancarias, “excepto para el caso de los procedimientos de comprobación y pronto pago de créditos laborales, y créditos de origen alimentarios”.

El primero de los proyectos obtuvo dictamen el martes y contempla que a los beneficios podrán incorporarse las deudas vencidas al 30 de junio pasado, incluye premios para los contribuyentes cumplidores y excluye la posibilidad de que bancos y telefónicas puedan acogerse.

Además, el proyecto del Poder Ejecutivo establece el plazo hasta el 31 de octubre para inscribirse en la moratoria, dispone que el primer pago vencerá en diciembre, en lugar del 16 de noviembre como establecía el proyecto original y fija que las deudas previsionales se podrán pagar en 48 y 60 cuotas.