El cordobés Juan Schiaretti no firmó la carta de los gobernadores: ¿por qué no firmó?

Politica
Lectura

El cordobés Juan Schiaretti fue el único de los gobernadores peronistas que esta semana no firmó el documento de apoyo a la medida de quitarle 1,18 puntos

de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires que anunció el miércoles el presidente Alberto Fernández. ¿Por qué no lo hizo?

Hay varias razones, políticas, históricas e incluso económicas:

  • Córdoba es, históricamente, una provincia con muchos votantes antikirchneristas y, en los últimos años, incluso, consolidó una importante masa de votantes de Mauricio Macri. De hecho, en la elección presidencial de octubre de 2019, Macri sacó 61% en Córdoba y Alberto Fernández consiguió 29% en esa misma provincia, que fue el distrito donde le fue mejor a Macri en todo el país. Algo similar había ocurrido en 2015, cuando los votos de Córdoba, que reúne cerca del 9% del padrón nacional, fueron determinantes para el triunfo de Macri.
  • El propio Schiaretti -que cumple su tercer mandato al frente de la provincia- tuvo una relación conflictiva con Cristina Kirchner, con períodos de relación tirante y otros de convivencia, pero nunca se enroló en el kirchnerismo. Él y José Manuel De la Sota, con quien se alternó la gobernación, construyeron un peronismo "cordobesista" -como ellos mismos lo bautizaron- que siempre se mantuvo independiente y mantuvo una alianza con Sergio Massa mientras estuvo alejado del kirchnerismo.
  • Igual que la Capital Federal, y también la provincia de Buenos Aires, Córdoba es una de las provincias "grandes" con mucha población y una importante producción económica, que aporta al tesoro nacional mucho más dinero que el que recibe en concepto de coparticipación. Córdoba siempre denunció esta situación e incluso esta semana, cuando salió el documento de los gobernadores en apoyo a la medida del presidente, el ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, dijo que "la posición de Córdoba es que la discusión de la coparticipación es un tema central para el afianzamiento del federalismo y el desarrollo del país". "Para avanzar es necesario primero abordar la distribución primaria, es decir replantear que proporción de la masa de recursos se apropia la Nación y qué parte se distribuye entre las provincias. En este aspecto, hay que corregir la excesiva asignación de recursos al nivel nacional que no se condice con el régimen federal que prevé la Constitución", completó el ministro.