Cristina Kirchner avanza esta semana contra tres jueces y el jefe de los fiscales

Politica
Lectura

La ofensiva de Cristina Kirchner sobre los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli y el jefe de los fiscales Eduardo Casal entra la semana próxima en un camino de

definiciones.

Los líderes del bloque de senadores de Juntos por el Cambio suponen que el kirchnerismo intentará el miércoles o el jueves ratificar en el plenario del Senado el rechazo a un nuevo acuerdo para esos jueces.

En el bloque que lidera Luis Naidenoff saben que el jueves vence el acuerdo de la sesiones virtuales y que la vicepresidenta Cristina Kirchner viene apretando el acelerador sobre este tema que lo paró esta semana sólo por la rebelión de la policía bonaerense. Además, Naidenoff dijo a Clarín que su bloque se opondrá a todas estas medidas y también contra el “disparate” de querer aprobar una cuestión de privilegio de los K contra Casal.

Entonces, la mayoría K del Senado confirmará la denegatoria de hace dos semanas atrás de la comisión de Acuerdos de la cámara alta de darle un nuevo acuerdo a Bruglia, Bertuzzi y Castelli para confirmar sus traslados de hace dos años a la estratégica cámara federal porteña y al Tribunal Oral Federal 7 que debe juzgar a la ex presidenta como supuesta jefa de una asociación ilícita en la causa de los Cuadernos de las Coimas.

Cristina Fernández Kirchner durante una sesión en el Senado de la Nación. Foto Juan Manuel Foglia.

Cristina Fernández Kirchner durante una sesión en el Senado de la Nación. Foto Juan Manuel Foglia.

Luego deberán hacer el mismo mecanismo con otros 7 jueces mudados durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri pero con otro criterio político.

El ex ministro de Justicia German Garavano hurgó en los decretos y descubrió que desde 1993 a la fecha hubo 65 traslados de jueces que no siguieron los nuevos requisitos que le quieren imponer en forma retroactiva a Bruglia, Bertuzzi y Castelli. Entonces, ¿el kirchnerismo impulsará la revisión de también estos 65? o cualquier particular podría usar ese argumento si no le gusta el fallo de un juez, se preguntó una fuente judicial.

Para el diputado de Juntos por el Cambio, Pablo Tonelli, el oficialismo ya logró “poner en comisión a los jueces federales”, es decir que sientan que están en sus cargos en forma provisoria y teman fallar hacia un lado u otro en causas por corrupción. Es decir en pocas palabras, no hay derechos adquiridos y todo se revisa.

El apuro de Cristina se vio en dos tuits de la última semana. El primero fue un retuit del presidente de la Comisión Bicameral de Seguimiento de Organismos de Inteligencia, Leopoldo Moreau, quien vinculó falsamente a Bruglia y Bertuzzi con el falso abogado Marcelo D’Alessio. Y el segundo fue ayer cuando la vicepresidenta retuiteó una tapa del diario Página 12 que critica el fallo de los jueces de la sala I de la Cámara Federal, Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, por haber anulado el procesamiento del ex ministro de Transporte Guillermo Dietrich y otros ex funcionarios macristas en la causa Peajes.

Cristina Fernández de Kirchner entra a los tribunales Lomas Zamora. Foto Maxi Faillañ

Cristina Fernández de Kirchner entra a los tribunales Lomas Zamora. Foto Maxi Faillañ

Lo hicieron porque el ex juez Rodolfo Canicoba Corral no les mostró las pruebas antes de indagarlo, un derecho elemental. Los tuis de Cristina son un “mensaje” a la Corte que tendrá la última palabra sobre la revisión de estos traslados, que son hasta ahora la principal herramienta para conseguir la impunidad de la vicepresidenta como dice Elisa Carrió. Les adelanta que si les da el per saltum les lloverán una catarata de insultos y falsas denuncias.

La Corte volverá a analizar el martes si acepta el pedido de per saltum de los magistrados aunque el máximo tribunal seguramente esperará que se produzca “un agravio real y concreto” contra los magistrados, explicó una fuente judicial. El daño concreto sería que el Senado finalmente confirme la denegatoria de un nuevo acuerdo o más aún, que el presidente Alberto Fernández firme un decreto ordenándoles que vuelvan a sus cargos originales en tribunales orales de La Plata y San Martín.

Ningún juez de la Corte se va a arriesgar a otorgar un salto de instancia cuando, por lo menos, el Senado no haya concretado la medida. Aunque los cinco ya votaron las acordadas 4 y 7 del 2018 convalidando los traslados. Las declaraciones del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz a La Nación en el sentido de que el máximo tribunal va a resolver el problema sea entendió, en tribunales, como “un mensaje tranquilizador hacia adentro” frente a tanto ruido político y mediático. También, hacia su colega Ricardo Lorenzetti con quien mantiene una vieja interna por la presidencia del tribunal.

Otra de las alternativas para que la Corte intervenga tiene que ver con la apelación de Bruglia y Bertuzzi al rechazo de la jueza en lo contencioso administrativo federal, María Biotti, a declarar inconstitucional la revisión de sus traslados en la etapa embrionaria. El tema llegó a la cámara del fuero que el viernes le dio al Gobierno 48 horas hábiles para que conteste si es constitucional la revisión de esas mudanzas. Así que a partir del martes, esa cámara de apelaciones podrá confirmar o rechazar el fallo de Biotti. En caso negativo, habilitará a los jueces a pedir un recurso extraordinario a la Corte.

En el palacio de Justicia también se preguntan por qué los políticos, sin distinción, se quejan de que “cinco personas tengan tanto poder”. Sin embargo, es cada vez mayor la cantidad de recursos para judicializar la política. Empezó Cristina pidiendo que la Corte avalar las sesiones virtuales del Senado y recibió un rotundo no. Luego Juntos por el Cambio inició una causa para que la Justicia anule la polémica sesión del martes de la semana anterior de la Cámara de Diputados y la prolongación del protocolo de funcionamiento virtual. En el medio, la Corte se metió con los conflictos entre las provincias por los bloques a las rutas por la cuarentena y la quema de pastizales. Y ahora el jefe de gobierno Horacio Rodriguez Larreta pidió una cautelar por la reducción de la coparticipación federal que decidió Alberto contra la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ante el fracaso de la negociación política, todos los caminos conducen… a la Corte.