Axel Kicillof se toma hasta el lunes para definir si extiende otra vez la restructuración de deuda

Politica
Lectura

La Provincia de Buenos Aires agotará las 72 horas de plazo adicional para definir la sexta propuesta de reestructuración de deuda bonaerense, bajo legislación extranjera, por US$ 7.148 millones,

que expiró este viernes a las 13 horas.

Es una concesión prevista entre el gobierno y los bonistas. Define la estrechez de posiciones entre el ministerio de Economía provincial y los acreedores. Hay expectativa en las negociaciones por cierto plafond habilitado en el acuerdo nacional del 4 de agosto. No obstante, en el gobierno de Axel Kicillof explicaron a Clarín que las conversaciones involucran un número muy amplio de acreedores, con diferentes tipos de deuda y sin unificación de criterios. No son necesariamente los mismos que arreglaron con el ministro de Economía Martín Guzmán.

La última extensión del canje provincial se había conocido poco antes de que Guzmán cerrara el entendimiento por la deuda de US$ 66.300 millones.

La propuesta bonaerense original de la administración de Kicillof incluye un período de gracia de 3 años, una quita de intereses de 55% y de 7% de capital. También una extensión de los plazos de vencimientos, con el objetivo de reducir en $ 5 mil millones la carga total de la deuda correspondiente al período 2020-2030.

No obstante, con el avance de las negociaciones, el ministro provincial Pablo López insinuó una disposición para consensuar enmiendas. En todos los casos, según la aclaración del funcionario, “en observancia de la sostenibilidad de la deuda”. Es decir, que la Provincia pueda afrontar los pagos. Más gravosa aún esa prevención, con la precipitada caída de la actividad económica proyectada del 12 %, la retracción en la percepción de tributos y los gastos adicionales demandantes de la pandemia COVID 19.

Con ese marco de absoluta complejidad, otras gobernaciones siguen este proceso de Buenos Aires con atención. Desde hace meses, al igual que la jurisdicción bonaerense, procuran una estrategia consensuada con el gobierno nacional. Rafael Brigo, a cargo de la Unidad de Apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial, realiza el monitoreo.

Buenos Aires definiría cuál es el piso de valores de oferta para el resto de las provincias.

Por ejemplo, el gobernador Rodolfo Suárez ya extendió plazo en agosto. y Arabela Carreras, en Río Negro, intenta reestructurar un título de US$ 300 millones.

El gobernador cordobés Juan Schiaretti ya había iniciado el diálogo con los tenedores de tres títulos bajo legislación extranjera por un total de Us$ 1.700 millones.

Casi en simultáneo, el entrerriano Gustavo Bordet negocia acreencias por un título de US$ 500 millones. Además, Gerardo Morales (Jujuy) empezó otra por US$ 210 millones.

El listado completo de provincias en proceso de reestructuraciones tiene incorporado a Chaco, (US$ 250 millones), La Rioja (un bono de US$ 200 millones), Tierra del Fuego (US$ 200 millones), Neuquén (US$ 900 millones), Salta (US$ 388 millones) y Chubut (US$ 700 millones).

Este viernes, Mendoza también tiene el vencimiento de la oferta. Según indicó el broker de Bolsa Balanz, la provincia cuyana parecía estar cerca de cerrar su trato, mientras los acreedores esperaban que Buenos Aires endulzara su oferta.

"Nuestro sentimiento con la Provincia de Buenos Aires es que los inversores pedirían mejores condiciones que las que obtuvo el soberano", aseguraron.

El Ejecutivo  bonaerense, en la actual negociación, acumula dos incumplimientos de bonos que están dentro del canje. No obstante, ninguno de sus acreedores solicitó que se la declare en default en plena negociación. El 14 de mayo había incumplió con el compromiso de pago de dos bonos por más de US$ 113 millones, y el 30 de julio otro pago por US$ 27 millones de dólares.


NE