Maquinaria agrícola: las marcas globales se suman a un plan oficial de proveedores locales

Economia
Lectura

"Desarrollar partes nacionales de calidad mundial, a costos y escalas de producción competitivos". Nada menos que ese desafío se plantean las marcas internacionales de maquinaria agrícola que operan en la Argentina, tras

una convocatoria del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que lanzó el Programa de Desarrollo de Proveedores Locales, con un presupuesto de $2.500 millones y apuntando a "cadenas de valor estratégicas para la economía nacional".

Ante más de 60 cámaras empresarias, entre las cuales estuvo la Asociación de Fábricas y Distribuidores Argentinos de Tractores y otros equipamientos Agrícolas, Viales, Mineros, Industriales y Motores (AFAT), Kulfas anunció este plan oficial, que apunta a "incrementar la competitividad y la salida exportadora en las cadenas de valor".

Participaron del lanzamiento del Programa de Desarrollo de Proveedores, el Secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale; la Subsecretaria de Industria, Julieta Loustau y el Director Nacional de Compre argentino y el Desarrollo de Proveedores, Julián Hecker.

La Asociación de Fábricas y Distribuidores Argentinos de Tractores y otros equipamientos Agrícolas, Viales, Mineros, Industriales y Motores (AFAT) fue convocada por el Ministro Kulfas para participar del anuncio. Estuvieron presentes el presidente de AFAT, Reynaldo Postacchini, y su director ejecutivo, Leandro Brito Peret.

Lanzamiento del Programa de Desarrollo de Proveedores Locales, con la participación de la industria de la maquinaria agrícola.

Lanzamiento del Programa de Desarrollo de Proveedores Locales, con la participación de la industria de la maquinaria agrícola.

“La Asociación está realizando un gran esfuerzo para colaborar en el desarrollo de proveedores locales que permitan no solo localizar más partes, sino fundamentalmente, apuntalar el desarrollo industrial argentino con todo lo que eso significa para el crecimiento económico del país y su desarrollo social”, indicó Postacchini. Y aseguró que “para lograrlo hay que trabajar fuertemente en el desarrollo de los mismos, que, si bien lleva tiempo y esfuerzo, es posible”. 

A la hora de presentar el Programa de Desarrollo de Proveedores, Ariel Schale indicó: “Este programa que lanzamos hoy es una herramienta fundamental para desarrollar las cadenas de valor de la industria nacional. Vamos a fortalecer con asistencia financiera y técnica a nuestras industrias en nueve sectores centrales”.

De acuerdo con el Secretario de Industria, hay disponibles 455 mil millones de pesos para múltiples propósitos: “255 mil millones de pesos para los programas MiPyMEs, orientados a financiar capital de trabajo, adquisición de bienes de capital, inversiones, pre-exportaciones y exportaciones; y 200 mil millones de pesos para transformar la matriz productiva argentina, orientada a crear plataformas exportadoras”.

Por su parte, la Subsecretaria de Industria mencionó que “es un programa que tiene el objetivo de promover exportaciones en sectores estratégicos, generar un impulso a las mejoras de productividad e incorporación de nuevas tecnologías”.

Por otro lado, también avanzarán en el perfeccionamiento de la Ley de Compre argentino a fin de potenciar la industria nacional a través de las compras del Estado. Hecker presentó el Programa cuyo objetivo general recae en asistir a empresas industriales y de servicios industriales de las cadenas de valor estratégicas. 

Estándares internacionales de calidad

AFAT siempre ha considerado que “se debe incentivar la adopción de estándares internacionales de calidad en toda la cadena de valor”. En esa línea, entienden que "el objetivo debe ser alcanzar la integración productiva y lograr la sinergia con otros mercados en búsqueda de una red integrada y de máxima calidad".

Por último, el presidente de AFAT celebró el incremento del presupuesto destinado a impulsar el desarrollo de proveedores locales y afirmó que es “un círculo virtuoso que genera mayor productividad, mejores rindes, mayores exportaciones y, en consecuencia, incrementos en el ingreso de divisas. Por otro lado, al mejorar la rentabilidad, aumenta la capacidad de inversión, impulsando una mayor producción y, por ende, la creación de empleo”, agregó.