Los dólares financieros vuelven al ruedo: dudan del impacto de las municiones del Central

Economia
Lectura

Se reanuda este lunes la operatoria de los dólares financieros, reducida a su mínima expresión la semana pasada en la medida en que los bonos ley local surgidos

del canje todavía no podían emplearse para dolarizarse vía el mercado por las restricciones que obligan a mantenerlos "estacionados" en la cartera durante cinco días hábiles ("parking").

Con el fin de la veda, que dejó al mercado sin referencia, se espera un regreso del volumen, en principio de quienes tuvieron que poner en suspenso la venta de sus bonos para hacerse de dólares.

Y se especula, en simultáneo, con la anunciada intervención del Banco Central, dispuesto a vender títulos contra pesos para mantener a raya la brecha cambiaria (cuenta con unos u$s 7.000 millones del canje). 

Pero los analistas no ven más que una estrategia que pone un parche a la crisis y dilata un poco los tiempos. En el mercado oficial, las reservas se siguen escurriendo para evitar acelerar el paso del dólar. En lo que va de septiembre, el BCRA ya vendió casi US$ 800 millones y las reservas netas están en US$ 7.300 millones.

Tanto el dólar MEP o Bolsa como el contado con liquidación (que permite además girar las divisas al exterior) suponen una operación en la que se parte de pesos, se adquiere un bono que también cotiza en dólares, y se lo vende contra dólares para hacerse de las divisas. También puede realizarse con acciones. De hecho, fue una de las opciones la semana pasada, de la que se desprendió una cotización de $ 130 para el contado con liqui. 

Federico Furiase, director de Eco Go, opina: "Es un día clave: podría haber presión vendedora de bonos en dólares para hacerse de dólares dado el fin del parking para las posiciones especulativas , y al mismo tiempo, podés tener inversores que compren bonos en dólares con pesos aprovechando la baja en la brecha desde el pico y frente a la expectativa de que el BCRA podría estar vendiendo parte de la cartera de bonos en dólares contra pesos".

"Pero la herramienta -añade- no es un poder de fuego sino que es una herramienta limitada que se tiene que dar en un contexto de baja del riesgo país porque hay demanda firme de bonos en dólares. Si no, se estarían convalidando tasas de endeudamiento del 12% del sector público con el sector privado".

Fausto Spotorno, de la consultora OFJ & Asociados, tampoco le pone una ficha. "Esta venta podría en el muy corto plazo, y me refiero a semanas, bajar un poquito el dólar porque vender bonos no te baja el precio a menos que el Central ponga dólares al final de la operación, que es una rueda".

Y detalla: "La gente está comprando dólares y que haya más oferta del instrumento que posibilita la transacción no implica una baja del dólar. Por ahí te sirve inicialmente si hay una demanda muy fuerte de bonos contra pesos para aguantar el impacto".

Por su parte, según José Bano, gerente de research de InvertirOnline, "se espera que vuelva a haber mucho volumen y presión bajista. Todos los que querían dolarizarse y quedaron a mitad de camino van a querer venderlos en dólares y muchos de los que los tenían de antes y no quisieron salir con esta caída, se van a querer llevar la plata. Esto va a implicar algún salto del MEP y el contado con liqui".

Fernando Marull, de FMyA, entiende que todas las medidas que se barajan "pueden calmar al mercado transitoriamente pero solo retrasan la crisis cambiaria. El Gobierno intentará 'aguantar' hasta después de las elecciones de octubre de 2021." Pero parece difícil.