Las aerolíneas tienen suspendida la venta de pasajes internacionales

Economia
Lectura

La venta de pasajes aéreos internacionales está suspendida en las principales líneas aéreas del país, a raíz de que a partir del miércoles deben cobrar a los pasajeros el nuevo impuesto

del 35%, que llevará la cotización del dólar en este tipo de servicios a un valor cercano a los 130 pesos por unidad.

"Se canceló la venta internacional para readecuar el sistema a la nueva normativa", dijeron fuentes de Aerolíneas Argentinas, quienes aseguraron que, tal como ocurrió con el impuesto país, el nuevo impuesto a cuenta de Ganancias no aplicará para los pasajes de cabotaje. "Es sólo para vuelos internacionales", remarcaron.

Con el nuevo esquema anunciado el martes por el Banco Central, las líneas aéreas pasan a cobrar al pasajero su tarifa a precio del dólar oficial, a la cual adicionan el impuesto PAIS (30%) y ahora el nuevo impuesto a cuenta de Ganancias (35%), además de las tasas (aeroportuarias, ANAC y Turismo).

En diciembre, con la aplicación del impuesto PAIS, hubo un período intermedio de varios días en los cuales las aerolíneas registraron una avalancha de compras, por parte de pasajeros que querían anticiparse al incremento decidido con la norma aprobada en el Congreso. En este caso, la aplicación rige desde el mismo miércoles, de modo que no hubo espacio para esa "ventana".

Pero además la demanda de pasajes está por el suelo: en la Argentina los vuelos regulares de pasajeros están suspendidos sin fecha desde mediados de marzo. Si bien desde la ANAC y el ministerio de Transporte ya dieron señales de que se podría reanudar esa actividad a partir del 1º de octubre, el Poder Ejecutivo aun no revocó la prohibición vigente. "La verdad es que casi no tenemos pedidos, de modo que no hay comparación con lo que pasó en diciembre", señalaron en una de las aerolíneas más vendedoras de tramos internacionales del país.

Pero no todas las líneas aéreas suspendieron. En el caso de la "low cost" Flybondi, que vende pasajes de cabotaje pero también a destinos de Uruguay y Brasil, ya incorporó a su sistema de venta el ítem "RG 4815" que aplica la recarga del 35%. "Ya estamos emitiendo con ese ítem pasajes a Brasil y Paraguay", dijeron en la línea aérea. 

La suspensión de la venta tiene además un costado operativo, que puede demorar al menos tres días. Fuentes del sector señalaron que el procedimiento es el siguiente: la línea aérea líder del mercado (en este caso, Aerolíneas) debe informar a la Asociación Internacional de Líneas Aéreas (IATA) la modificación de la base impositiva de las tarifas emitidas en la Argentina, para que esta entidad, con sede en Suiza, las "cargue" en su sistema de compensación y las pase a las compañías de reservas internacionales, Sabre y Amadeus. "Todo ese proceso lleva no menos de 72 horas desde que comienza", agregaron las fuentes.