Fiebre del oro: dónde están guardando los inversores todos sus lingotes

Economia
Lectura

Por Danielle Braff

The New York Times.- Estamos en medio de una fiebre del oro moderna. El metal precioso alcanzó precios récord en los últimos días. Un estudio de 1.000 personas,

Por Danielle Braff

The New York Times.- Estamos en medio de una fiebre del oro moderna. El metal precioso alcanzó precios récord en los últimos días. Un estudio de 1.000 personas,

realizado por Magnify Money, descubrió que una de cada seis han invertido en oro u otros metales preciosos desde mayo, y que aproximadamente la mitad de los estadounidenses están pensando seriamente en comprar oro. (Esto se da, después de que Gallup informó en abril que los estadounidenses se han tranquilizado, de alguna manera, respecto de las acciones como inversión a largo plazo).

Ya sea que estas personas estén acumulando oro porque están preocupados por el apocalipsis que viene, o simplemente estén convencidos de que es una inversión fabulosa, realmente tienen una preocupación importante: el almacenamiento. Los lingotes y las monedas de oro tienen un tamaño importante (y ni hablemos de las joyas, que pueden ser complicadas emocionalmente).

Con el aumento de la ansiedad por la economía, que tiende a aumentar cada vez que hay turbulencia política o mundial, también aumenta la necesidad de almacenamiento, y se amplían las opciones para satisfacer esa necesidad.

“Las opciones de almacenamiento de lingotes de oro y plata han aumentado más en cuanto a diversidad de lugares y precio; hasta incluso hay algunas ofertas de opciones de colaterales para préstamos de corto plazo”, dijo James Anderson, ejecutivo de investigación en SD Bullion en Toledo, Ohio. “Cuando comencé en esta industria, antes de la crisis financiera de 2008, había, tal vez, de 10 a 20 depósitos en el país, para almacenamiento de lingotes. Ahora, hay cientos en EE.UU. y en el exterior”.

La gente tiende a comprar oro cuando teme una pérdida sostenida en acciones, bonos, bienes raíces u otras inversiones tradicionalmente rentables, dijo Adrian Ash, director de investigación para BullionVault, en West London.

Lingotes de oro y plata, guardados en una caja de seguridad, una de las opciones. Foto archivo: Reuter

Lingotes de oro y plata, guardados en una caja de seguridad, una de las opciones. Foto archivo: Reuter

Por lo tanto, los operadores privados de bóvedas también aumentaron su capacidad, aunque específicamente dentro de ubicaciones que se presumen políticamente seguras, como Suiza y Singapur, dijo James Turk, fundador y director de Goldmoney, en Toronto.

Los bancos en Suiza siempre han sido considerados un refugio seguro para los activos y metales preciosos, aunque en los últimos años, mucha gente comenzó a perder la confianza en los bancos. Como resultado, hay una demanda creciente de cajas de seguridad que no sean manejadas por los bancos.

“En 2019, incluso tuvimos que construir cajas adicionales, ya que habíamos llegado al 100% de nuestra capacidad”, dijo Michael Hardmeier, CEO de Sincona Trading AG, cuyas oficinas centrales están ubicadas en un edificio que perteneció a un banco en el centro de Zurich.

Foto: Reuter.

Foto: Reuter.

Las bóvedas suizas suelen ser más caras que las de Inglaterra, aunque un lugar nuevo fue diseñado en Inglaterra para aquellos acostumbrados a un estilo de vida ostentoso. La bóveda está dentro de la que fuera una mansión en el pasado, y está dirigida por International Bank Vaults (IBV).

Un chofer que conduce un Rolls-Royce, recoge a los clientes y los lleva a la mansión en Londres, donde custodios con guantes blancos los acompañan a sus cajas (luego de un escaneo rápido de las huellas digitales y el iris, por supuesto).

Esas cajas están guardadas alojadas de una bóveda revestida en acero, supuestamente impenetrable para cualquiera que intente tener acceso ilegal desde cualquier ángulo.

Podría tener que gastar algunos de esos lingotes para almacenarlos: se publicita como la caja de seguridad más costosa en el mundo, y la compañía afirma que está disponible solo para multimillonarios, y que la más pequeña cuesta 600 libras (US$ 790) de alquiler (este monto podría significar algunos lingotes de oro).

A diferencia de un banco, IBV Londres permite que sus clientes compren y almacenen oro; además, IBV respaldará el oro, dijo Sean Hoey, director gerente de IBV Londres.

También muchos propietarios de oro creen que las bóvedas, a diferencia de los bancos, son resilientes de alguna manera, a una crisis económica.

“Se puede usar una caja de seguridad, aunque la gente, se preocupa porque si hay una crisis económica, los bancos podrían cerrar, y sus metales quedarían atrapados en el banco”, dijo Gary Cubeta, comerciante de oro en Arizona, además de presidente y fundador de Insurance for Final Expense.

Aun sin una crisis económica, hay menos confianza en las cajas de seguridad de los bancos, porque no hay leyes federales que rijan estas cajas; por lo cual, si son robadas o destruidas, el cliente generalmente tiene mala suerte.

Puede ser por esta razón, que algunos eligen seguir el camino antiguo y almacenar su oro en casa. Numerosos videos en YouTube y bloggeros explican cómo enterrar los lingotes de oro en distintos lugares, desde adentro de la carne picada hasta el patio trasero.

Aunque es bueno considerar sus opciones en casa antes de simplemente enterrar su oro bajo un árbol.

Cubeta, que asesora a propietarios de oro acerca del almacenamiento en lugares cercanos a sus casas, para poder tener acceso fácil en caso de una crisis financiera, dijo que lo mejor que se puede hacer es guardar la mitad en una caja fuerte en casa y colocar la otra mitad en una caja de seguridad.

“Es necesario tener una caja fuerte especialmente diseñada para metales preciosos”, dijo, al explicar que la mayoría de las cajas fuertes de armas no pueden soportar el calor del fuego, mientras que las cajas para metales preciosos mantendrán su oro protegido durante dos horas.

Antes de llevar el oro a su casa, es necesario que se comunique con su asegurador quien emitió su póliza de seguro para el hogar, ya que la mayoría no cubre grandes montos de oro almacenados en el hogar.

“En promedio, la póliza estándar de seguro del propietario de una casa cubre aproximadamente US$ 1.000 por joyas o elementos de valor, y la póliza promedio de seguro del hogar protege el hogar promedio, por lo tanto, los límites no serán suficientes para cubrir objetos valiosos o costosos”, dijo Lev Barinskiy, CEO de SmartFinancial, un sitio de comparación de seguros.

También hay otras opciones de almacenamiento, en las cuales, usted ni siquiera ve su propio oro.

Los clientes adquieren un token digital respaldado por oro físico almacenado en una bóveda, dijo Joonas Karppinen, director de comercio en InfiniGold.

“Un token le otorga a los clientes la propiedad real del oro en cuestión, algo esencial, especialmente, si su contrato de seguro no cubre su cartera de lingotes almacenados en la casa”, dijo Karppinen.

Está todo bien, a menos que quiera sentir su peso en oro. Literalmente.

Traducción: Patricia Sar.

c.2020 The New York Times Company