Coronavirus en Argentina: pararon dos plantas agropexportadoras por una ola de 14 casos

Economia
Lectura

A las empresas agropexportadoras les llegó la pandemia. Doce casos positivos en la planta de Cofco, en Timbúes, y otro más en la de Bunge, ubicada en Puerto General San Martín,

motivaron la inmediata paralización de esas plantas de procesamiento de cereales y oleaginosas, que en los alredores de Rosario forman parte del principal complejo industrial del país, y del mundo en su rubro. Hasta ahora sólo se había detecatado un caso aislado al comienzo de la cuarentena.

Este miércoles se habría detectado otra persona afectada por Covid-19, en la planta de Pampa Energía, que procesa soja para producir biodiesel, también en Puerto General San Martín, según afirmó Jesús Monzón, secretario general de la CGT San Lorenzo. “Hay 20 personas aisladas en Pampa Energía para evitar posibles contagios”, dijo el dirigente gremial. Así las cosas, en la región hay unas 100 personas aisladas entre las tres empresas, según la información del Ministerio de Salud, y según declaró Gustavo Idígoras, presidente del Centro de Exportadores de Cereales y de la Cámara de la Inustria Aceitera (CIAR-CEC) se están efectuando todos los protocolos de seguridad correspondientes,

El primer hisopado positivo en la terminal de Cofco correspondió a una persona residente en Capitan Bermúdez, otra localidad de la misma zona. El referido trabajador avisó que tenía fiebre antes de ingresar y tras realizarle el test se confirmó su afección.

Luego de ello, les realizaron hisopados a sus compañeros de trabajo que habían tenido contacto cercano y se detectaron otros 11 casos positivos. “Testeamos 24 personas y once dieron positivo”, reconoció Allan Virtanen, director de Comunicaciones de Cofco a nivel global, en declaraciones a la agencia Reuters. Esta planta de la empresa de capitales chinos emplea a 350 personas y tiene capacidad para procesar 6,5 millones de toneladas de oleaginosas.

Este miércoles, funcionarios de los ministerio de Salud y Trabajo de la provincia de Santa Fe recorrieron la planta de Cofco, que en principio estará cerrada hasta este jueves, para permitir la realización de trabajos de desinfección. Mientras tanto, unas 60 personas permanecen aisladas y en cuarentena para evitar riesgos.

Por los mismos motivos, la planta de Bunge, en Puerto General San Martín está "parada desde el sábado último, a la espera de las definiciones de las autoridades competentes". En este caso también se dispusieron tareas de desinfección y una recorrida de funcionarios del área de Salud y Trabajo de Santa Fe.

Desde la empresa informaron que dieron negativo los hisopados realizados a los colaboradores que mantuvieron contacto estrecho con el caso positivo detectado el 24 de julio. Estas personas estarán aisladas durante los próximos 14 días.

Tras afirmar que "la máxima prioridad para la compañía es el cuidado de la salud, la seguridad y el bienestar tanto de sus colaboradores como de los clientes, proveedores y por consiguiente de la sociedad toda", voceros de Bunge aclararon que "las instalaciones están en condiciones ya que empresa ha procedido a realizar las tareas de limpieza y desinfección requeridas, conforme a lo establecido en los protocolos aplicables en función de las directivas y decisiones de las autoridades competentes".