Un "espía" estadounidense detenido en Venezuela será imputado por "terrorismo"

Internacionales
Lectura

Un "espía" estadounidense, además de siete venezolanos detenidos, entre ellos un militar, serán imputados por "terrorismo" tras ser vinculados a un fallido atentado contra instalaciones petroleras, anunció el fiscal general de

target="_blank" alt="venezuela" href="https://www.clarin.com/tema/venezuela.html" target="_blank" title="venezuela">Venezuela, Tarek William Saab.

"A todos los ciudadanos venezolanos se le van a imputar los delitos de traición a la patria, terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación, mientras que al ciudadano estadounidense se le van a imputar los delitos de terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación [para delinquir]", dijo Saab en declaraciones transmitidas por la televisión gubernamental tras los arrestos practicados entre el viernes y el fin de semana.

El fiscal indicó que con la detención del estadounidense, al que identificó como Matthew Jhon Heath, y sus "cómplices" venezolanos, se "ha logrado neutralizar una acción" que buscaba generar "desestabilización" y "atentar en contra de la industria petrolera y el sistema eléctrico nacional".

En Twitter, Saab afirmó que "Matthew Jhon Heath perteneció a la contratista de mercenarios MVM, cumpliendo misión en Irak desde 2006 a 2016 tres meses por año", donde trabajó "como operador de comunicaciones en Base Secreta de la CIA".

La captura del "espía estadounidense" fue anunciada el pasado 11 de septiembre por el presidente socialista Nicolás Maduro, quien no reveló entonces su identidad.

Maduro aseguró que la detención de Heath se produjo cerca del gigantesco centro refinador de Paraguaná (estado Falcón, noroeste), en la actualidad prácticamente paralizado, según sindicatos petroleros.

Dos días antes del arresto, las autoridades "descubrieron y desmontaron" un "plan para ocasionar una explosión" en la refinería de El Palito, la más cercana a Caracas ubicada en el estado Carabobo (centro), dijo el mandatario.

Las detenciones coinciden con una escasez crónica de combustible, agravada durante la pandemia por covid-19. Venezuela, el país con las mayores reservas de crudo del mundo, pasó de ser exportador a importar combustible a aliados clave como Irán.

La producción de la otrora potencia petrolera viene en caída libre: de 3,2 millones de barriles por día (bd) hace poco más de una década pasó a menos de 400.000 bd en la actualidad.

Expertos atribuyen el colapso a políticas fallidas, falta de inversión y corrupción, mientras que Caracas las achaca a las sanciones financias de Washingtonque incluyen un embargo petrolero vigente desde abril de 2019.

En agosto pasado, los estadounidenses Luke Alexander Denman y Airan Berry fueron condenados a 20 años de prisión en Venezuela, acusados por terrorismo, entre otros delitos, por una fallida incursión armada al país caribeño en mayo pasado.

El fiscal venezolano también dijo que el presunto espía proyectaba acciones contra puestos militares de los estados de Zulia -fronterizo con Colombia, y una de las regiones más castigadas por la crisis que atraviesa Venezuela- y Falcón.

El pasado viernes Maduro, informó de la detención en el estado de Falcón de un "espía estadounidense", quien portaba "armamento pesado" y "especializado".

Saab dijo que la detención se produjo en la carretera que une los estados de Falcón y Zulia, cuando Heat ocupaba un vehículo junto a otras tres personas, incluido el oficial de la Fuerza Armada venezolana Darwin Urdaneta.

En la detención, las autoridades venezolanas se incautaron de un lanzagranadas, una subametralladora, presunto material explosivo (C4) y dólares en efectivo, cuya cantidad no fue determinada.

Además, se encontró un teléfono satelital y "una moneda" que, dijo Saab, sirvió para vincular a Heat con la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

"Cuando le fue mostrada (la moneda a Heat) expresó: 'yo quiero hablar con personal de la Embajada Americana'", agregó Saab.

Saab también dijo que los implicados en este caso pretendían traficar drogas desde Colombia hasta Aruba, usando el territorio venezolano "para apuntalar la campaña de descrédito y agresión impuesta por el Gobierno de Estados Unidos" contra el país.

La Fiscalía venezolana imputará a Heat por presunto terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación, los mismos delitos, además de traición a la patria, por los que se acusará a siete venezolanos relacionados con este caso.

Fuente: AFP y EFE

PB