Seis claves para entender la inédita propuesta de Trump de suspender las elecciones

Internacionales
Lectura

La inédita propuesta de Donald Trump de postergar las elecciones presidenciales de noviembre sigue dando de que hablar en Estados Unidos. Para Trump, la implementación

masiva del voto por correo a la que obliga la pandemia llevará a la "elección más fraudulenta en la historia" del país. Su "sugerencia", que lanzó vía Twitter, fue rechazada por políticos de ambos partidos, y se convirtió en un tema debate nacional en las redes.

En un intento por aclarar las dudas sobre la cuestión, acá va un repaso a los principales interrogantes que Trump planteó como "peligrosos".

Trump afirmó que la elección del 2020 será "la más fraudulenta y poco fiable" de la historia. ¿Qué evidencia hay de esto?

Una y otra vez, se ha demostrado que el fraude electoral es extremadamente raro. Emitir el voto sin ir a las urnas se ha vuelto más común.

De hecho, la victoria de Trump en las elecciones presidenciales de 2016 se produjo justo cuando la tendencia de dejar de votar en persona estaba llegando a su pico. El propio Trump votó por correo en las primarias republicanas de Florida.

Múltiples instancias de control, como la verificación de la firma que hacen muchos Estados, deben ocurrir antes de que un sufragio pueda ser contado, y los expertos dicen que cualquier fraude puede ser detectado.

With Universal Mail-In Voting (not Absentee Voting, which is good), 2020 will be the most INACCURATE & FRAUDULENT Election in history. It will be a great embarrassment to the USA. Delay the Election until people can properly, securely and safely vote???

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) July 30, 2020

Trump afirmó que las votaciones por correo en las elecciones primarias fueron un "desastre catastrófico. ¿Qué evidencia hay de esto?

La pandemia de coronavirus interrumpió la votación en las primarias de este año. Algunos Estados retrasaron sus comicios, y muchos de ellos limitaron el número de puestos de votación en persona e instaron a los votantes a votar por correo.

Los ajustes tardíos causaron desorden en todo el país, aunque no sólo con el voto por correo.

Los votantes de Atlanta, Milwaukee y Las Vegas, por nombrar algunas ciudades, se enfrentaron a largas colas después de que se consolidaron los centros de votación para hacer frente a una drástica disminución de los trabajadores electorales. Las oficinas electorales, enfrentadas a limitaciones de personal y presupuesto, se vieron abrumadas por un aumento en las solicitudes de votos en ausencia.

Mientras los Estados completan sus planes para noviembre, muchos se preparan para un aumento de la votación por correo que presenta nuevos dolores de cabeza. Tendrán que agregar personal para abrir y procesar las boletas. La Oficina Postal de los EE.UU. debe prepararse para un aumento en las entregas. Algunos Estados han tenido que cambiar los procedimientos sobre cuándo contar los votos. Los funcionarios electorales advierten que el conteo será más lento.

En lugar de buscar un retraso, los funcionarios electorales están buscando dinero del gobierno nacional. Varios han apoyado el esfuerzo de los demócratas para incluir ayuda electoral en un nuevo paquete de alivio del virus. La propuesta más reciente de los republicanos del Senado no tiene dinero para esos propósitos.

¿Trump tiene el poder para posponer las elecciones?

Es casi imposible que pueda hacer eso. La fecha de la elección presidencial, que es el martes después del primer lunes de noviembre de cada cuatro años, está consagrada como ley nacional y requeriría una ley del Congreso para cambiarla. Los demócratas, que controlan la Cámara, no apoyarán a Trump en esto. Parece que los republicanos tampoco lo harán.

Luego de los tuits de Trump, el líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, afirmó que el día de las elecciones es inalterable. Otros republicanos de alto rango fueron igual de tajantes.

El líder de la mayoría en el Senado de EE.UU,. el republicano Mitch McConnell, fue uno de los que salió a decir que la fecha de la elección era inalterable. / AFP

El líder de la mayoría en el Senado de EE.UU,. el republicano Mitch McConnell, fue uno de los que salió a decir que la fecha de la elección era inalterable. / AFP

¿Por qué Trump menciona la posibilidad de retrasar las elecciones?

Una posible razón es porque está atrás del demócrata Joe Biden en las encuestas. Puede que esté buscando distraer a la gente de los fracasos de su administración, en medio de una pandemia que ha dejado más de 150.000 víctimas en el país, y ha destrozado la economía.

Si bien Trump habla mucho del peligro del fraude, lo cierto es que ha dejado claro que cree que el voto por correo ayuda a los demócratas. Fue explícito en este punto durante las negociaciones del paquete de ayuda para el coronavirus en marzo, cuando los demócratas propusieron más dinero para ampliar el voto por correo en la pandemia.

Dijo que con los niveles de votación que la ayuda alentaría, "en este país no habría un republicano electo nunca más".

¿El voto por correa les "facilita" a los países extranjeros interferir en las elecciones?

No. Contrario al tuit de Trump, quien afirmó que "el voto por correo es una forma fácil para que los países extranjeros hagan pie en los comicios", sería una de las formas más difíciles para que un adversario extranjero se inmiscuya en una elección en los Estados Unidos.

Incidir en una elección nacional utilizando votos en ausencia significaría pagar a miles de ciudadanos estadounidenses, cuidadosamente seleccionados en ciudades clave de Estados con problemas, que están dispuestos a conspirar con un gobierno extranjero y arriesgarse a ser detectados y procesados.

Mucho más fácil y más barato sería una campaña en redes sociales que tratara de desalentar a ciertos grupos de personas a votar, algo que el FBI ya ha advertido. O lanzar un sofisticado ataque cibernético contra los datos de registro de los votantes que eliminaría a ciertos votantes de las listas, causando estragos en los centros de votación o en las oficinas electorales mientras los funcionarios buscan contar las boletas de las personas que están "desaparecidas" de sus bases de datos de votantes.

El mes pasado el Fiscal General Bill Barr planteó la posibilidad de que un "país extranjero pudiera imprimir decenas de miles de boletas falsas". Argumentó que serían difíciles de detectar, pero eso ha sido discutido por los expertos en elecciones.

Las boletas de ausentes se imprimen en papel especial, y deben ser formateadas correctamente para ser procesadas y contadas. Las papeletas son específicas para cada distrito, a menudo con una larga lista de razas locales, y serían fácilmente identificadas como fraudulentas si todo no coincidiera con precisión.

"Esto es una completa pista falsa", dijo Wendy Weiser, directora del programa de democracia del Centro Brennan para la Justicia. "No es completamente plausible, y no es algo que preocupe a los expertos en seguridad y elecciones".

Trump afirmó que el voto universal por correo era algo malo, y que los votos en ausencia eran "buenos". ¿Cuál es la diferencia?

No hay mucha diferencia. Trump está tratando de distinguir entre los cinco Estados que envían sufragios a todos los votantes registrados, y los otros Estados, donde los votantes deben solicitar un voto ausente por correo. No se opone al voto ausente, que es el proceso que le permite votar a distancia en Florida.

Pero en ambos casos, los votantes deben estar registrados para obtener un sufragio, y el método real de votación es el mismo: Los votantes completan la boleta a su conveniencia antes de una fecha límite, y pueden enviarla por correo a su oficina electoral local, o dejarla en un lugar designado.

Fuente: AP