"Operación Aviones", el plan detrás de los atentados del 9/11 en EE.UU.

Internacionales
Lectura

"Operación Aviones". Así es como bautizó el paquistaní Jalid Sheij Mohamed, el "cerebro" de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, todo el operativo del que se convertiría en

2001 en el mayor atentado terrorista registrado hasta la fecha. Un plan que al parecer contó con la reticencia inicial de Osama bin Laden, el líder de la red Al Qaeda al que Estados Unidos acusa de aquel golpe sangriento.

De familia originaria de la región paquistaní de Baluchistán, Mohamed -al que se suele designar por sus siglas KSM en inglés- se crió en Kuwait pero al terminar el colegio secundario se trasladó a Carolina del Norte, donde siguió con sus estudios y obtuvo un título de Ingeniería Mecánica en 1986.

Fue luego que entró a la "yihad" ("guerra santa"), después de un viaje a Peshawar, y luchó contra los soviéticos en Afganistán. También combatió brevemente junto a los mujahidines en Bosnia en 1992.

Atentado torres gemelas

KSM se trasladó luego a Qatar, donde trabajó hasta 1996 como ingeniero de proyectos para el Ministerio de Electricidad y Aguas, antes de regresar a Pakistán para escapar de Estados Unidos, que ya lo tenía en el punto de mira por su relación con el "cerebro" del primer atentado contra el World Trade Center en 1993, su sobrino Ramzi Yousef.

Fue por esta época cuando comenzó a idear atentados, con Estados Unidos como objetivo. Mientras estuvo en Qatar, y antes de instalarse en Afganistán, KSM viajó a varios países, incluido Filipinas, donde organizó junto a Yousef algunos ataques fallidos.

Según el informe de la Comisión del 11-S del Congreso estadounidense, el propio KSM ha explicado que su animadversión hacia Estados Unidos no tiene su origen en su estancia como estudiante en el país, sino que emana de su rechazo a la política exterior estadounidense y el hecho de que busque favorecer a Israel.

Relación con Bin Laden

KSM luchó con Bin Laden en Afganistán en 1987 y tras verse por última vez en 1989, ambos volverían a reunirse en el otoño de 1996 en Tora Bora en ese país asiático. Fue en ese encuentro cuando el paquistaní presentó al líder de Al Qaeda y a su jefe de operaciones, Abu Mohamed al Masri, varias propuestas de atentados, incluida la opción deentrenar a pilotos para hacer estrellar aviones contra edificios en suelo estadounidense.

El paquistaní contó que él y su sobrino Yousef habían hablado de atentar con aviones ya durante su etapa en Filipinas y en 1995 habían incluso especulado con atentar de esta forma contra el World Trade Center de Nueva York y la sede de la CIA.

Aquella propuesta se convertiría en "Operación Aviones" dentro del grupo terrorista. La primera reacción de Bin Laden fue de escepticismo. "No es factible", le habría dicho a KSM, según cuenta Alí Soufan, antiguo agente del FBI y experto en Al Qaeda, en su libro "Anatomía del terrorismo". No obstante, el saudita lo invitó a integrarse a la red Al Qaeda. KSM, sin embargo, lo rechazó de forma educada.