El coronavirus penetra en la cárcel de Tacumbú, la más grande y hacinada de Paraguay

Internacionales
Lectura

Las autoridades de Justicia suspendieron las visitas de familiares al penal de Tacumbú, en Asunción, capital de Paraguay, tras el positivo por

target="_blank" alt="coronavirus" href="https://www.clarin.com/tema/coronavirus.html" target="_blank" title="coronavirus">coronavirus de dos internos, los primeros en esa hacinada prisión, la mayor del país, con unos 2.600 presos.

​El país registra hasta la fecha 43 muertes y 4.548 casos positivos de coronavirus.

Los dos internos estaban aislados desde hace días al presentar síntomas leves de la enfermedad que se confirmaron tras realizarse las pruebas, dijo en una rueda de prensa Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud.

Sequera declaró que ahora la estrategia pasa por identificar a los reos con factores de riesgo para separarlos del resto de cara a tener una "envergadura del brote" en Tacumbú.

El funcionario del Ministerio de Salud añadió que hasta el momento se han realizado 30 test de coronavirus entre los presos, si bien aclaró que no está previsto hacer pruebas a toda la población penitenciaria del penal, sino hacer "una búsqueda bien fina" y cuales son los pabellones más afectados.

Por su parte, el viceministro de Política Criminal, Rubén Maciel, dijo que todos los presos de Tacumbú cuentan con tapabocas repartidos por las autoridades e instó a los familiares a comprender la medida de la prohibición de visitas.

Tacumbú, con una mayoría de presos en prisión preventiva, sin condena, retomó el régimen de visitas a principios de este mes tras la suspensión de mayo, que se extendió a todas las prisiones del país.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

La primera de las prisiones paraguayas en las que se detectó la COVID-19 fue la de Ciudad del Este, segunda urbe del país, donde se registró la muerte de un preso y dos guardias.

Los dos casos en Tacumbú se divulgaron cuando el Congreso estudia un proyecto para que parte de la población penitenciaria en prisión preventiva pase al régimen de arresto domiciliario ante el peligro de contraer el coronavirus.

La discusión radica en quiénes serán los sujetos de esa medida y si se debería centrar solo entre los presos incluidos en los grupos de riesgo, por edad o por sufrir otras enfermedades.

El hacinamiento es la constante en los penales de Paraguay debido, según diferentes organizaciones, al abuso de la prisión preventiva por parte de los jueces, lo que se agrava con las precariedad de las instalaciones.

Una de las imágenes de Tacumbú es la de presos hacinados en celdas precarias o durmiendo en los pasillos.

Fuente: EFE