¿Donald Trump exageró o minimizó el coronarivus? Las dos cosas

Internacionales
Lectura

Que sí. Que no. El presidente Donald Trump le contó al periodista Bob Woodward que había minimizado deliberadamente la peligrosidad del coronavirus para no llevar

pánico al país. Y eso quedó grabado y escrito en un libro, Rage, que ya salió a la venta. Pero el martes, el mismo presidente Donald Trump le dijo ante otro periodista que él nunca subestimó la situación, más bien la agigantó.

En un evento televisado con votantes, Trump dijo que había "exagerado".

La afirmación contradice los comentarios que Trump le hizo al Woodward a principios de este año, cuando dijo que minimizó la gravedad del virus para evitar el pánico.

Un seguidor de Trump con una pancarta en Philadelphia. Foto: AP

Un seguidor de Trump con una pancarta en Philadelphia. Foto: AP

Trump también repitió el martes que una vacuna podría estar lista "en unas semanas" a pesar del escepticismo de los expertos en salud. Incluso este miércoles se presentó un plan oficial, altamente optimista y ambicioso, que habla de una vacuna para fin de año o recién enero.

Ninguna vacuna ha completado aún los ensayos clínicos, lo que lleva a algunos científicos a temer la política en lugar de la salud y la seguridad está impulsando el impulso de una vacuna antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

vacuna-covid

Volviendo a lo que Trump dijo o no dijo, En la reunión del martes en un "cabildo abierto" en Filadelfia, celebrado por ABC News en Pensilvania, se le preguntó a Trump por qué "restó importancia a una pandemia que se sabe que daña de manera desproporcionada a familias de bajos ingresos y comunidades minoritarias".

Trump respondió: "Sí, bueno, no le resté importancia. De hecho, en muchos sentidos, lo superé en términos de acción".

"Mi acción fue muy fuerte", dijo, citando una prohibición impuesta a las personas que viajan desde China y Europa a principios de este año.

"Habríamos perdido miles de personas más si no hubiera puesto la prohibición. Salvamos muchas vidas cuando hicimos eso", dijo Trump.

La prohibición estadounidense de los viajeros extranjeros que estuvieron recientemente en China entró en vigor a principios de febrero, mientras que la prohibición de los viajeros procedentes de países europeos se introdujo el mes siguiente.

Pero Trump ha sido acusado de ser lento en la implementación de medidas para reducir el virus.

Un epidemiólogo le dijo al New York Times en febrero que reducir los viajes hacia y desde China era más una reacción emocional o política.

"La vaca ya salió del establo y ahora estamos hablando de cerrar la puerta del establo", dijo al diario el Dr. Michael Osterholm, epidemiólogo y director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota.

Según el libro de Woodward, Trump fue advertid de la gravedad del virus en enero, pero a pesar de eso, de acuerdo a Scientific American, "no desarrolló una estrategia nacional para proporcionar equipos de protección, pruebas de coronavirus o pautas de salud claras".

En otra intervención del martes, Trump aseguró que muchas personas no quieren usar barbijos y que "hay mucha gente que piensa que las máscaras no son buenas".

Al ser consultado sobre quiénes eran esas personas, el mandatario dijo que se trataba de "mozos, que vienen y te sirven, y tienen una máscara."

"Y lo vi el otro día donde me estaban atendiendo, y estaban jugando con la máscara. Yo no los culpo. Solo digo lo que sucede", continuó. "Están jugando con la máscara, así que la máscara se terminó, y la están tocando y luego están tocando el plato. Eso no puede ser bueno".

El cabildo, organizado por George Stephanopoulos en Filadelfia, fue una de las raras ocasiones en las que Trump se sentó para responder a preguntas con una cadena de noticias que no sea Fox News.

ANSA y BBC News

ap