De Europa a EE.UU.: los adultos jóvenes son los grandes propagadores del coronavirus en la post cuarentena

Internacionales
Lectura

En apenas tres días, el mayor experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, y la presidenta de Madrid, coincidieron sin planearlo en lo mismo: los jóvenes son los propagadores de la

pandemia de coronavirus

"Está claro lo que está pasando. Los jóvenes se dicen: 'Esperá un minuto. Soy joven, estoy sano. Las posibilidades de que me enferme gravemente son muy bajas. Y, de hecho, hay una probabilidad de entre el 20 y el 40 por ciento de que no tenga ningún síntoma. Así que, ¿por qué me voy a preocupar?' Lo que omiten es algo fundamental: al infectarse —aunque nunca tengan un síntoma— forman parte de la propagación de la pandemia. La están impulsando. Tenemos que seguir machacando en eso, porque mientras lo hagan, están desligándose completamente de su responsabilidad social", dijo Anthony Fauci en una entrevista con The New York Times, reproducida por Clarín días atrás.

Fauci, además de sostener una "guerra" no deseada con Donald Trump por sus desacuerdos sobre el manejo de la pandemia, también lucha para hacer llegar el mensaje a los jóvenes.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

"Lo que he tratado de hacer es apelar a la generación más joven. Si se mira el promedio de edad de los nuevos casos que están produciéndose en el sur (de EE.UU.), es unos 10 o 15 años menor que lo que veíamos anteriormente."

El martes, ante el surgimiento de varios brotes en España, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dijo: “Es importante que (los jóvenes) entiendan que son transmisores de la epidemia y que están poniendo en riesgo la vida de sus vecinos o familiares. Hago un llamamiento para que nos ayuden en esta lucha vital contra la Covid-19. Los jóvenes tienen que ser nuestro mayor aliado ahora porque tienen en sus manos cambiar esta tendencia”.

El pedido casi agónico de la gobernadora coincidió con la imposición de límites a la vida nocturna, donde los jóvenes abundan (y se contagian). Por eso a partir de ahora, los establecimientos de vida nocturna madrileños deben cerrar a la 1.30 de la madrugada. Es un cambio drástico para los españoles, acostumbrados a las noches sin fin de verano.

Jóvenes comen, toman y se besan en Londres. / EFE

Jóvenes comen, toman y se besan en Londres. / EFE

En Italia, la llamada "movida", las salidas nocturnas hasta altas horas de la madrugada de jóvenes inquietos, levantó alarmas y bajó la edad de los contagios.

El Instituto Superior de Sanidad italiano constató en su informe, del 24 de julio, algo que se veía venir: la reducción a 40 años de la edad media de las personas infectadas. No es el virus que ha cambiado. Son los jóvenes que se exponen más y sin cuidado.