Crisis en Venezuela: un nuevo derrame de petróleo enciende las alarmas por el daño ambiental

Internacionales
Lectura

Un nuevo derrame de crudo está provocando daños ambientales en el noroeste de Venezuela, en una nueva muestra del deterioro en las refinerías en el marco de la profunda

crisis que vive el país.

La petrolera estatal PDVSA lo confirmó este sábado, y señaló que en los últimos días se registraron dos filtraciones que ya fueron controladas en la zona del estado Falcón.

"Pdvsa realiza saneamiento ambiental en el área afectada por la filtración de crudo que se suscitó en la línea 1 Ulé- Amuay y en el gasoducto sublacustre del mismo corredor, cerca del área del Golfete de Coro", indicó la compañía en un comunicado.

La estatal explicó que confirmó el derrame "vía inspección aérea" y procedió de inmediato a la corrección de las fugas para "minimizar así el impacto al ecosistema".

"Actualmente se desarrolla un plan de saneamiento en conjunto con el Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y un equipo altamente especializado en la atención de este tipo de evento operacional", remarca el comunicado, que destaca el trabajo de pescadores locales en estas tareas de descontaminación.

La refinería El Palito, que pertenece a la petrolera estatal PDVSA, en el estado venezolano de Carabobo. Foto: REUTERS

La refinería El Palito, que pertenece a la petrolera estatal PDVSA, en el estado venezolano de Carabobo. Foto: REUTERS

Pdvsa señala que se pudo garantizar la continuidad en el suministro de crudo al Centro de Refinación Paraguaná, así como la continuidad de labores en este complejo petrolero, uno de los más grandes de América.

El derrame se da en un momento en que se agrava la crisis por el desabastecimiento de combustible en todo el país. 

Además, dice la nota, se activó un comité "técnico operacional que tendrá la tarea de realizar junto a los organismos pertinentes, una investigación exhaustiva y determinar las causas de esta eventualidad".

Distintas organizaciones no gubernamentales, activistas y diputados del Parlamento venezolano -de mayoría opositora- alertaron del riesgo ambiental que enfrentan las costas de los céntricos estados de Carabobo y Falcón por otro derrame petrolero del cual el gobierno de Nicolás Maduro apenas ha ofrecido información y que fue visible al menos durante dos semanas, en julio pasado.

Denuncias al gobierno

De acuerdo con la Fundación Azul Ambientalistas, una mancha de aproximadamente 260 kilómetros de hidrocarburos vertidos por la Refinería El Palito, la mayor del país, ha afectado a las playas de Carabobo y el Parque Nacional Morrocoy en Falcón, uno de los balnearios más populares del país.

A mediados de agosto, la oposición venezolana denunció que ese derrame se debió a "la inoperancia, impericia e inobservancia por parte de las autoridades de Pdvsa".

Un informe técnico realizado por la Universidad Simón Bolívar y presentado por la diputada y presidenta de Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional, María Gabriela Hernández, precisó que el derrame, que se produjo entre el 19 y el 22 de julio, equivale a 26.730 barriles de petróleo.

Según Hernández, la investigación efectuada "contiene imágenes aéreas que evidencian que no hay indicios de contención de lo derramado ni cercano a la refinería ni tampoco en las costas", tareas que corresponden al gobierno.

Además, agregó que trabajadores de la zona "son intimidados para evitar que emitan opinión, difundan videos o información sobre lo que ocurre en las áreas naturales perjudicadas" por el presidente del Instituto Nacional de Parques, Josué Lorca, quien, a su vez, recibe, según la diputada, directrices del Ministerio de Ecosocialismo para ocultar el desastre.

Julia Álvarez, integrante de la Sociedad Venezolana de Ecología, señaló que el derrame "tiene efectos inmediatos a corto, mediano y largo plazo a través de estudios científicos, y se pronostica que las consecuencias negativas sobre el ecosistema y sus componentes naturales, puede afectar hasta 50 años o más".

Fuente: EFE 

CB