Coronavirus en Gran Bretaña: las infecciones aumentan y el reino empieza a quedarse sin test

Internacionales
Lectura

Ante el avance de una segunda ola de coronavirus, el gobierno británico comenzó a racionar los tests y establecer prioridades. No hay tests en Inglaterra,

con las excepciones de centros en Escocia y Gales. Las infecciones están aumentando en la gente de mediana edad y alcanzan el mismo nivel de aquellos de 20 años, que regresaban de sus vacaciones y eran los más infectados dos semanas atrás.

El secretario de salud, Matt Hancock debió admitir que planeaba este racionamiento y aceptar que su escasez durará varias semanas. Informó al Parlamento que no va a “eludir la decisión sobre prioridades”, con pacientes del servicio de salud (NHS) y ancianos en casas de retiro como principales.

Los planes incluyen reservar la capacidad de los laboratorios para esos grupos. Eso significa que será muy difícil para otra gente conseguir ser testeados.

Estiman que el racionamiento y escasez de testeos durará varias semanas. Foto: AP

Estiman que el racionamiento y escasez de testeos durará varias semanas. Foto: AP

Hancock inicialmente pensó pedirle a la gente asintomática no usar la capacidad de testear para no desbordar el sistema. Pero la realidad es que el 85 por ciento de la población británica no tiene acceso a hacerse un test, según una investigación realizada por el diario The Times, este martes, utilizando 700 códigos postales a lo largo del país.

Las únicas respuestas para pedidos de test llegaron desde Gales y Escocia. Las demás regiones no tenían.

“Estamos trabajando para que cada uno que necesita un test lo tenga. La mayoría de la gente que usa nuestros servicios de test vive cerca de un centro cerca de su casa”, dijo el ministro de salud.