Coronavirus en Australia: la cuarentena no funciona y no logran contener el brote en Melbourne

Internacionales
Lectura

La cuarentena en el estado de Victoria, Australia, afectado por el coronavirus, no está funcionando. Y las autoridades ya están pensando en alargar el confinamiento en

target="_blank">Melbourne, la capital, que empezó el 7 de julio.

Este jueves, el estado informó su peor número de muertos y aumento de casos, un dato desconcertante después seis semanas en Melbourne.

El estado confirmó 13 muertes y 723 nuevos casos el jueves, un aumento del 36% en el récord de casos establecido el lunes.

Ahora se teme que el bloqueo de Melbourne, que comenzó el 7 de julio, tendrá que extenderse.

El aumento significó que Australia en general tuvo su día más mortal en la pandemia.

Los funcionarios en Victoria renovaron los pedidos para que las personas con síntomas se hagan la prueba rápidamente.

La semana pasada, el gobierno victoriano dijo que las personas enfermas que infringen las reglas de aislamiento, o que no se hacen las pruebas a tiempo, estaban llevando a una propagación continua a pesar de las medidas de cierre.

"Si tiene síntomas, lo único que puede hacer es hacerse la prueba", dijo el primer ministro Daniel Andrews.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

"Simplemente no podés ir a trabajar. Porque todo lo que vas a hacer es propagar el virus."

El estado de Victoria, el segundo más poblado del país, impuso el confinamiento en Melbourne hasta el 19 de agosto. Pero no es el único que registra casos. Nueva Gales del Sur y de Queensland confirmaron este jueves respectivamente 18 y 3 casos de Covid.

Un mapa de Australia resalta en rojo el estado de Victoria, en un centro de control de coronavirus en Melbourne. / EFE

Un mapa de Australia resalta en rojo el estado de Victoria, en un centro de control de coronavirus en Melbourne. / EFE

El jefe del gobierno regional de Victoria, Daniel Andrews, dijo en rueda de prensa que las cifras no son "inesperadas" debido al alto número de infecciones en los hogares para ancianos, que suman 900 entre residentes y trabajadores, así como los contagios que se producen en los centros laborales.

"La transmisión local y los casos misteriosos (cuyo origen es desconocido) es todavía demasiado alto", comentó Andrews.

A raíz del incremento de los casos fuera de la ciudad de Melbourne, que cumplió su tercera semana de confinamiento, Andrews anunció el endurecimiento de las medidas de restricción social en seis jurisdicciones del estado, así como el uso obligatorio de tapabocas a partir del lunes en todo su territorio.

Pero, por el momento, se desconoce si se extenderá el confinamiento impuesto sobre Melbourne y el municipio rural de Mitchell, a unos 77 kilómetros al norte de esta ciudad.

"No puedo predecir donde estaremos en tres semanas", subrayó.

Australia acumula más de 16.300 casos, de los cuales más de 10.000 corresponden a Victoria, además de 189 muertes desde el inicio de la pandemia.

El país, que gestionó con acierto la primera ola de la pandemia, afronta un segundo periodo de contagios que supuestamente se iniciaron a raíz del regreso de personas infectadas fuera de la nación oceánica, que prácticamente eliminó el virus durante el primer brote.

Con información de EFE y BBC News