Navalni consigue dos simbólicas victorias en las elecciones regionales rusas

Internacionales - España
Lectura

Los rusos han acudido hoy a las urnas para votar en unos comicios regionales que medirán el grado de frustración de la sociedad por la caída de salarios, la gestión que

ha hecho el Kremlin de la pandemia, y casi un mes después del envenenamiento del mayor opositor del Kremlin, Alexéi Navalni. La oposición extraparlamentaria ha llamado nuevamente a utilizar el ‘voto inteligente’, es decir, a votar contra el partido en el Gobierno, Rusia Unida, una táctica que consiste en apoyar en cada lugar al candidato que tenga más posibilidades de ganarle al representante oficialista.

Con Navalni -el líder más carismático de la oposición no representada en el Parlamento-, hospitalizado en Alemania y, por lo tanto, fuera de juego, muchos se preguntan si el ‘voto inteligente’ tendrá el mismo éxito que en los anteriores comicios del año pasado, cuando aplicaron esta táctica por primera vez. El equipo de Navalny ha presentado a docenas de candidatos en las elecciones para los Ayuntamientos de Novosibirsk, la tercera ciudad más poblada de Rusia situada en el centro-sur del país, y Tomsk, una urbe estudiantil de alrededor de medio millón de personas de Siberia.

Antes del supuesto envenenamiento, Navalni viajó a Siberia para organizar la campaña electoral de sus partidarios en estas dos ciudades. Pero en su vuelo de regreso desde Tomsk el líder opositor perdió el conocimiento y el avión tuvo que hacer un aterrizaje urgente en Omsk, donde fue hospitalizado el 20 de agosto y después, ante la insistencia de su esposa y de presiones internacionales, trasladado en estado de coma a Berlín para seguir tratamiento. Los médicos de la clínica Charité sostienen que fue envenenado con un agente nervioso, conclusión que no es compartida por los doctores rusos que lo trataron en Siberia.

Aunque el principal de votación es este domingo, la gente ha podido votar desde el viernes; se ha dado esta posibilidad, según la Comisión Electoral Central, teniendo en cuenta que se trata de unos comicios en plena pandemia. El que los comicios duren tres días ha sido muy criticado por la oposición; así el partido liberal Yábloko llegó incluso a presentar un recurso ante el Tribunal Supremio de Rusia. El líder comunista, Guennadi Ziugánov, explicó por su parte esto hace prácticamente imposible tener observadores todos los lugares de votación para poder supervisar tanto el proceso como el escrutinio. “En tres días de votación se necesitan 9 o 10 observadores por colegio”, es decir, para tener presencia en todos ellos se requeriría un millón de observadores, lo que “es algo completamente irreal”, sostuvo Ziugánov.

Estos comicios parciales -que abarcan esta vez a cerca de un tercio de los rusos con derecho a voto- son de distinto nivel, y los más importantes se consideran los de gobernadores, pero de las 85 regiones del país, solo en 18 eligen a sus jefes regionales; en 11 regiones votan por diputados de sus asambleas legislativas y en 22 por concejales municipales. Además, en 4 regiones hay comicios suplementarios a la Duma Estatal. En total, participan oficialmente en estas elecciones 36 partidos.

La táctica del líder opositor de pedir el voto por los candidatos que tienen más posibilidades de derrotar a los representantes de Rusia Unida sin importar a que partido pertenezcan dio el año pasado buenos resultados, especialmente en Moscú: 20 de los 45 escaños de la Duma capitalina fueron ganados por candidatos apoyados por Navalni reduciendo así sustancialmente la representación del partido gubernamental. Populista, pragmático y con gran talento mediático, Navalni se había centrado mucho en la lucha contra la corrupción.

El equipo de Navalni ha creado para estos comicios una página en Internet y una aplicación para que los rusos puedan ver, con solo poner la ciudad donde viven, el candidato que recomienda el ‘voto inteligente’. Según los observadores, la táctica del líder opositor reflejará cómo ha afectado a los rusos el trágico episodio de Navalni así como la difícil situación económica consecuencia no solo de la pandemia, sino también por la caída de los precios del petróleo.

Las elecciones ha sido criticadas no solo porque no se realizan en una sola jornada, sino también porque transcrurren en momentos en que el coronavirus está cobrando fuerza nuevamente en el país: hace ya decena de días que los nuevos contagios superan los cinco mil casos diarios en Rusia. También se ha criticado la posibilidad de votar en algunas ciudades por Internet, ya que la oposición considera que se presta a falsificaciones. Este método electrónico fue probado experimentalmente en Moscú ya en el reciente referéndum a los cambios constitucionales, que permiten a Vladímir Putin volver a presentarse en las próximas elecciones presidenciales de 2024, algo que la antigua ley fundamental no le dejaba hacer. El resultado de los comicios se conocerán a lo largo de este lunes.

Cargando...