Los métodos inhumanos que en su momento acompañaron el desarrollo de la  Primera y Segunda Guerra Mundial fueron adoptados por la Federación de Rusia, y en nuestros días, ellos se traducen en la comisión de crímenes internacionales muy graves por parte del Kremlin, infligiendo cada vez más violencia contra países, grupos étnicos y personas físicas.

Cargando...