Los críticos de Jácome piden cerrar el grifo de las subvenciones

Nacionales - España
Lectura
Los cuatro concejales críticos de Democracia Ourensana, que en las últimas semanas solicitaron a Gonzalo Pérez Jácome su dimisión como alcalde de la ciudad por las supuestas irregularidades en la gestión de
las subvenciones municipales, han pasado a la acción con el objetivo de hacerle entender al regidor su imposible condición minoritaria. A través de un escrito remitido a la secretaria del pleno del Concello, Miguel Caride y sus tres compañeros solicitan que no se giren más subvenciones al grupo mientras no se regularice su situación contable, al tiempo que exigen a Jácome que «presente los justificantes de ingresos y gastos» de las cantidades percibidas hasta el momento. Caride y sus afines ponen el dedo en la llaga: si la aparente necesidad de Jácome es la de recibir ingresos a través de las polémicas donaciones de los asesores y de las transferencias desde el grupo municipal a su televisión privada, que ese grifo se cierre hasta que el alcalde dé las explicaciones oportunas de todo lo recibido hasta el momento. «No nos consta que las subvenciones se estén destinando a fines municipales relacionados con el funcionamiento del grupo», denuncian, «como tampoco nos consta que exista una contabilidad específica de la citada dotación económica con un registro de caja comprensible de las entradas y salidas» de este dinero público. La controvertida gestión de estas subvenciones es lo que llevó a los ediles críticos a presentar una denuncia ante Fiscalía hace dos semanas, y a abandonar sus responsabilidades de gobierno, una decisión secundada días más tarde por los ediles del PP, socio de Jácome. Así, solicitan que no se vuelvan a abonar estas cantidades «mientras no se designe un responsable económico», se elabore «un libro de caja» y «se formule una contabilidad específica», algo que los ediles críticos no han podido analizar hasta el momento «al ser dichos recursos gestionados de forma exclusiva y excluyente» por el alcalde y líder de DO. La solicitud de Caride no debería caer en principio en saco roto, porque los concejales críticos son mayoría dentro del grupo municipal de DO, y según el escrito que ayer hicieron público, las decisiones en su seno deben adoptarse de manera colegiada, o bien por mayoría. Ese es el asidero legal al que se aferra Caride para no solo solicitar la «suspensión cautelar» de las subvenciones, sino también reclamar su reinstitución como portavoz de DO, cargo del que fue destituido fulminantemente por Jácome tras dar el paso de llevarlo a la Fiscalía, designando para el puesto a uno de sus fieles, Armando Ojea. El grupo de Caride quiere darle al alcalde un trago más de cicuta y reclaman también en su escrito la anulación de los ceses de tres asesores que este decidió unilateralmente, al considerarlos también «traidores» a su causa y proyecto. Gonzalo Pérez Jácome, por su parte, hace como si los críticos no existieran. «No representan la voz» de Democracia Ourensana, zanjó ayer, reiterando su intención de gestionar la ciudad con un Gobierno compuesto por él mismo y otro concejal afín, Armando Ojea, a la espera de que tome posesión un tercero también de su cuerda, Telmo Ucha, en sustitución de un crítico dimisionario, Mario González. El alcalde dejó claro que la ruptura del pacto con el PP en el Concello se extenderá a la Diputación Provincial. «Entendemos que el PP, al haberse marchado, se ha roto el pacto, pacto que han roto de forma unilateral», aseveró, «si ellos no nos apoyan en el consistorio, no podemos apoyar la Diputación». En juego estarían las cuentas del ente provincial. Pero la amenaza de Jácome no encuentra ecos en la Diputación. Manuel Baltar consideró que el pacto «sigue vivo», por entender que es un acuerdo con la formación y no con el alcalde a título individual. «Fue un pacto PP y DO, no únicamente con Jácome, que otorgaba estabilidad» a la provincia. Y si Ojea, vicepresidente de la Diputación, decide votar en contra de los acuerdos de la Junta de Gobierno provincial, a Baltar no le temblará la mano para retirarle sus competencias por «máxima pérdida de confianza». La mayoría de Baltar no parece peligrar, dado que DO cuenta con dos diputados provinciales y el segundo, Miguel Caride, sí considera que el pacto con el PP sigue vigente, diga lo que diga Pérez Jácome. Sigue el culebrón.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/espana/galicia/abci-criticos-jacome-piden-cerrar-grifo-subvenciones-202009142155_noticia.html

Cargando...