Los alcaldes de Valencia y Alicante, al Gobierno: «No se puede iniciar un diálogo desde el menosprecio»

Nacionales - España
Lectura
El fracaso del Gobierno en la convalidación del polémico decreto ley que echaba mano de los ahorros de los ayuntamientos ha unido a alcaldes de todo signo político en España y en
la Comunidad Valenciana. Es el caso de Joan Ribó y de Luis Barcala, primeros ediles de Valencia y Alicante (de Compromís y el PP respectivamente). Ambos dirigen sus críticas al Ministerio de Hacienda que dirige María Jesús Montero por el modo en el que ha llevado a cabo las negociaciones.
 
Ribó: «El Gobierno no puede iniciar un diálogo desde el menosprecio y el ninguneo» ¿Cómo valora la gestión del Gobierno, de la ministra Montero y el trato hacia los ayuntamientos? Lamentable. No se puede iniciar un diálogo desde el menosprecio y ninguneo a quien tienes que convencer de algo. Los ayuntamientos somos Estado, y tenemos derecho a un trato digno y respetuoso entre las instituciones del Estado.
 
No se puede avasallar y pretender que te aplaudan por ello. Tan ha sido así que el conjunto de ciudades de España, de todos los colores políticos, nos hemos mostrado reacias a asumir los parámetros de un decreto que nos era claramente perjudicial como administraciones locales. El Ayuntamiento de València tiene desde 2015 superávit cada año y unos remanentes que deberíamos poder administrar. Son los ahorros de los valencianos, y en estos momentos son más importantes que nunca para poder hacer frente a la crisis derivada de la pandemia. ¿Ha habido intentos infructuosos de conversación con el Ministerio? A lo largo de agosto los ayuntamientos intentamos negociar sin éxito tras conocer a través del BOE que la devolución de nuestro dinero sería en 15 años.
 
Primero a través de la Federación de Municipios (personalmente hablé con su presidente a principios de septiembre), pero con Hacienda no hubo manera. Resulta increíble ver al Gobierno de todo un país intentar negociar a última hora la aprobación del decreto. Al principio los municipios no teníamos acceso al fondo de 5.000 millones, después a un 40%, en pocas horas a un 60%... Alargaron las ofertas, ahora sí, cuando ya se estaba votando y no había posibilidad de vuelta atrás, en lo que parecía más un mercadeo de rebajas de última hora que una verdadera negociación.
 
¿Qué exigen para arreglarlo? Que empiecen a negociar ya un nuevo decreto para liberar el superávit de los ayuntamientos. Es profundamente indecente que se intente hacer creer que no hay una segunda oportunidad. La manera en la que se fraguó podría estar en el manual de las malas negociaciones. El objetivo es que el 100% del fondo de emergencia que incluía el acuerdo se reparta con criterio poblacional, lo que para València supondrá unos 85 millones de euros, y desvincularlo de los remanentes. Otra de nuestras peticiones es una aportación inmediata para las empresas municipales de transporte de todas las ciudades de España ante la caída de viajeros por el coronavirus.
 
¿Qué opina del papel de la FEMP y de su presidente, Abel Caballero? Mejorable. Es cierto que Abel Caballero intentó abrir una vía de negociación –cosa que no ha hecho el Ministerio de Hacienda- y hemos estado hablando personalmente sobre las necesidades de las ciudades y de cómo mejorar el decreto. Pero visto lo visto, parece que el Ministerio de Hacienda ha intentado pasar su rodillo utilizando a la FEMP como escudero. La FEMP debe estar para defender a las ciudades, y no ser usada para hacer el trabajo que debería realizar el Gobierno.
 
El alcalde de Alicante, Luis Barcala - JUAN CARLOS SOLER Barcala: «Ha habido falta de diálogo, exceso de soberbia y demasiada confianza» ¿Cómo se explica el rechazo casi unánime de los ayuntamientos al plan del Gobierno? En que ha habido una absoluta falta de diálogo, un exceso de soberbia por parte de la ministra Montero y demasiada confianza por parte de Abel Caballero y de los alcaldes socialistas. No han atendido a los problemas que les planteamos. Han provocado que, por primera vez, dos administraciones (Gobierno y ayuntamientos) se hayan enfrentado con una victoria de la España real (la de los municipios) frente a la virtual en la que vive instalada Pedro Sánchez. ¿En algún momento ha recibido alguna llamada del Ministerio? En absoluto.
 
Con el ayuntamiento de Alicante nadie se ha puesto en contacto. Soy vocal de la FEMP y en el seno de la Federación nos dieron dos borradores del Ministerio pese a que les mandamos un documento con las reclamaciones. Las supuestas negociaciones con el Ministerio las ha llevado Abel Caballero exclusivamente, y se nos ha apartado a otros partidos como el PP, el PNV o el PdCat.
 
¿Cuál es la solución? Que la señora Montero diga que nos vamos a quedar sin nada es una pataleta sin sentido. Pedimos que en el próximo Consejo de Ministros se apruebe otro decreto con la voluntariedad real de la aportación de los fondos, y para aquellos que no queramos dar los remanentes que podamos destinarlos a gasto real de aquello que es necesario en nuestros municipios. ¿Cómo valora el papel de la FEMP? La obligación de los ayuntamientos es recuperar la FEMP y el logro de los acuerdos por unanimidad. Ahora mismo ha caído en el descrédito. Creo que Abel Caballero debería ser consecuente con el nivel de fracaso cometido y dar indudablemente un paso atrás.

FUENTE DIARIO ABC:

Cargando...