La mayor ilusión de un pueblo

Nacionales - España
Lectura
Después de 41 años, las puertas del colegio público de Cabañas de Yepes han vuelto a abrirse. Fue el pasado miércoles 9 de septiembre cuando 12 alumnos de Infantil y Primaria comenzaron,
alegres y con ganas de trabajar, un nuevo curso en el pueblo donde residen. que hace tan solo seis meses rozaba los 300 habitantes. El empeño del alcalde Ángel De Vega, y la ayuda de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través del delegado provincial de Educación José Gutiérrez, así como el apoyo económico de la Diputación de Toledo, han hecho realidad este proyecto que el regidor de Cabañas de Yepes, en el cargo desde 1991, siempre había tenido en mente. El descenso de población a finales de los años 70 del siglo pasado motivó el cierre del colegio. Durante este tiempo, los pocos alumnos del municipio han asistido a clase en Ocaña, a nueve kilómetros, pero el afán del alcalde para dar vida a este pequeño pueblo de la comarca de la Mesa de Ocaña ha dado sus frutos. «Nos ha venido de perlas. es el mejor proyecto que he podido realizar y supone una gran satisfacción. Estábamos perdiendo población y en seis meses hemos sumado 60 habitantes. Emocional y culturalmente supone muchísimo, es la mayor ilusión de un pueblo», confiesa De Vega tremendamente feliz. «Nos ha venido perlas, es el mejor proyecto que he podido realizar y supone una gran satosfacción·, confiesa el alcalde La apertura del colegio no ha supuesto mucho esfuerzo económico para las arcas municipales. Se ha reformado el antiguo centro escolar, que acogía un centro cívico, y con fondos de la Diputación se ha montado una clase, un aula unitaria que dirige María Carmen Navarro, quien comparte la enseñanza con profesores itinerantes en las asignaturas de Ingés, Religión, Educación Física y Música. Aula unitaria del colegio de Cabañas de Yepes - ABC Navarro es la primera vez que imparte clase en una escuela unitaria, pero también ve las ventajas de este método «participativo en el que los alumnos aprenden de una forma mucho más práctica», y de momento, sin dispositivos electrónicos. El hecho de ser solo 12 alumnos ha puesto mucho más fácil la aplicación de las medidas sanitarias en este centro que llevará el nombre de Ángel Fernández de Vega, alcalde de Cabañas de Yepes entre 1979 y 1991, quien murió el año pasado de un infarto. Los niños, de entre 4 y 12 años, han estrenado el colegio «emocionados», dice la maestra. Navarro reconoce que el centro «es una maravilla» en lo que respecta a la adaptacción de medidas de seguridad contra el Covid-19. «Tenemos distancia de sobra, esto si es un grupo burbuja de verdad», asegura. También, gracias a las ayudas convocadas por la Diputación de Toledo, el colegio contará con una persona tres horas diarias para limpieza. «Tener el colegio abierto es una maravilla, un paso más para asentar población», concluye el alcalde de Cabañas de Yepes.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/espana/castilla-la-mancha/toledo/pueblos/abci-mayor-ilusion-pueblo-202009132058_noticia.html

Cargando...